Consejos para ahorrar dinero el día de San Valentín

966

En términos económicos, el Día de San Valentín es una fecha mucho más modesta que otras, como puedan ser el Día de la madre o Navidad. Sin embargo, es importante no quitar ojo de los cambios que se producen en los precios durante estos días. En vísperas de dichas fechas, los precios de los regalos (especialmente los más usuales, joyas y flores) pueden tener variaciones de más de un 10%, afectando a nuestro bolsillo si somos de los que compramos las cosas a última hora.

A continuación te damos algunos consejos e ideas para que planifiques tus regalos del día de los enamorados. Con ellos podrás conseguir ahorrar dinero y quedar bien con tu pareja.

Planifica tus compras

Es importante que fijemos un tope máximo de gasto, en base a la situación de nuestras finanzas personales. Tenemos que tener en cuenta que esta fecha es para tener un buen recuerdo, no para tener más deudas. Fijar una cantidad máxima para gastar, nos evitará realizar compras compulsivas.

Comparar precios

En esta fecha los precios de los regalos más comunes suelen incrementarse bastante. Las subidas en dichos productos es generalizada pero las diferencias entre establecimientos puede ser considerable. Incluso podemos consultar por internet los precios de diversos artículos para buscar un mayor ahorro de dinero.

Comprar un detalle

Debemos recordar que hay otras fechas, como los cumpleaños y las Navidades, que se pueden utilizar para dar mejores regalos. Por lo tanto, el día de San Valentín, podemos optar por regalos más creativos y económicos. Lo ideal sería establecer en nuestro presupuesto personal una partida para los regalos que se harán a lo largo del año.

Canjea tus bonos descuento

Esta es una fecha perfecta para canjear aquellos bonos de descuento que tengamos. Podemos realizar regalos relativamente caros a un bajo precio, con lo cual el ahorro que conseguiremos será importante. Si tenemos bonos descuento que no caducan, esta es la fecha perfecta para canjearlos, quedaremos bien con nuestra pareja y nuestro bolsillo no sufrirá demasiado.

Cena romántica

Con poco dinero podemos crear una cena romántica. Podemos comprar velas perfumadas y una botella de vino. Además nos evitaremos colas y esperas en restaurantes llenos de gente, una cena romántica a la luz de las velas puede darnos buenos momentos.

Escribir una carta/tarjeta

Es una de las alternativas que puede tomar un poco de trabajo, pero es sin duda uno de los regalos más creativos y económicos.

Ir a sitios especiales

Otra alternativa económica (si no es muy lejos) es visitar sitios que sean especiales para nosotros, lugares donde hayamos vivido momentos inolvidables.

 

Dar consejos sobre sobre las relaciones está muy lejos de nuestra especialidad, pero cuando se pone en peligro nuestro bolsillo, siempre podemos dar algunas sugerencias. ¿Cuáles son las tuyas?