Consejos antes de montar un negocio propio

944

La mayoría de la gente tiene la idea de que para montar un nuevo negocio se necesita una gran cantidad de dinero, y esto, le hace dudar a la hora de dar el primer paso aunque tenga una muy buena idea.

En los negocios hay de todo, en función del tipo que queramos montar, necesitaremos hacer una mayor inversión inicial en unos que en otros. Incluso la idea de caro o barato a la hora de iniciar un nuevo proyecto se debería mirar en función de la rentabilidad esperada que pronostiquemos.

Si tu idea es buena y la rentabilidad teórica es atractiva, lo mejor es que te lances y luches por sacarla adelante. A continuación te ofrecemos una serie de consejos para montar tu propio negocio.

Conoce el sector

Antes de tomar cualquier decisión, asegúrate de contar con los conocimientos necesarios para poner tu proyecto en marcha. Debes conocer qué habilidades son necesarias, qué activos necesitas, las materias primas que emplearás, qué maquinaria utilizarás, etc.

Trabajador independiente

Si no dispones de una gran cantidad de dinero y ninguna institución financiera te lo presta, tendrás que optar por aquellas opciones de negocio que requieran un bajo nivel de inversión. Una de las opciones más comunes es ser un trabajador independiente. De esta manera podrás iniciar un pequeño negocio sin tener que invertir una gran cantidad de dinero al inicio.

Todo lo que vas a necesitar son tus habilidades comerciales y un poco de marketing. Ante el comienzo de un nuevo proyecto hay que ser sobre todo paciente, el nacimiento de una nueva empresa no es algo rápido. Hay que trabajar duro para ganar la confianza de los clientes. En algunos casos podrás trabajar desde casa.

Busca inversores

Si tu idea es brillante y careces de fondos para desarrollarla, puedes presentarla en concursos o a otro tipo de inversores que te puedan prestar el dinero, por ejemplo a “business angels”. Si lo que presentas es atractivo y realizas un buen plan de negocio es probable que consigas ayuda mediante estas vías. También puedes recurrir a otras opciones como el “crowdfunding”.

Depende del tipo de financiación o socios que elijas tendrás que ceder y perder autonomía, ese es el precio que tienes que pagar en ciertos modelos de financiación. Esto es algo que debes tener en cuenta antes de aventurarte a recurrir a este tipo de inversores.