Consejos para captar talentos para una startup o pyme

927

La mayoría de las veces al planificar un proyecto de negocio no disponemos del capital suficiente ni del prestigio de las grandes empresas para atraer a grandes talentos a nuestra plantilla o que colaboren con nosotros para sacar nuestra empresa adelante.

Por eso es importante que para intentar luchar contra las grandes multinacionales en cuanto a captación del talento se refiere, no lo tenemos todo perdido. La posibilidad de ofrecer como parte de la remuneración una parte de la empresa, es decir, acciones, será un arma que tendremos que explotar si queremos rodearnos de profesionales altamente cualificados.

Seguramente no podamos pagar lo que las grandes empresas le ofrecerían, pero si nuestro proyecto es realmente bueno, ofrecerle ser socio a alguien, puede resultar muy atractivo. Hay que tener en cuenta que esa parte de acciones que se ofrezca solo se convertirá en dinero líquido si se vende esa parte o la empresa entera.

Generalmente este tipo de estrategia se usa en startups, aunque podría aplicarse a cualquier tipo de proyecto. A continuación te ofrecemos algunos consejos a tener en cuenta para aquellas empresas que quieran incorporar a gente, que sea un referente dentro de un área, a tu negocio.

Ser cuidadosos con la selección

Lo primero que debemos hacer es confeccionar un perfil de lo que buscamos y necesitamos y ver si los diferentes candidatos lo cumplen para poder proponerle que se unan a nuestro equipo. Una vez elegido el candidato, debemos presentarle nuestro proyecto y si está interesado preguntarle si quiere ser accionistas.

Los candidatos tienen que tener los mismos objetivos

Si no tenemos los mismos objetivos la empresa no irá por el camino adecuado. Por eso tener unas metas a largo plazo comunes se vuelve fundamental para el funcionamiento y la marcha del negocio. Cada socio debería involucrarse de tal manera que se esfuerce al máximo para mejorar los resultados de la empresa, cuanto más valga, también será mayor será el valor de sus acciones.

Compromiso, perseverancia y paciencia, esa es la fórmula

El mayor riesgo que puede correr nuestra startup es comprometer un porcentaje de las acciones con alguien que al final se esfuerza menos de lo que debería o se espera. Construir una empresa sólida lleva su tiempo y dependerá de todo el trabajo que lleve a cabo el equipo de personal humano que la compone. Debemos exigir esas tres cosas a nosotros mismos y a los demás si queremos que la empresa gane valor.