Consejos para contratar productos y servicios financieros

942

Cada vez que contratamos algún tipo de servicio o producto financiero tenemos que tener las cosas claras, es decir, tenemos que tratar de estar lo mejor informado posible sobre lo que buscamos, ya que dejarse llevar por las primeras impresiones puede salirnos muy caro. Además tendremos que mirar qué podemos exigir y como estar prevenido a la hora de firmar un contrato y vincularnos con la entidad a la que lleguemos a acuerdo. Al firmar cualquier tipo de documento, también adquiriremos obligaciones de las cuales tendremos que ser conscientes en el momento de la firma y ver si podemos cumplirlas. Antes de firmar nada aquí te dejamos algunos consejos para contratar servicios y productos financieros:

  1. Antes de contratar cualquier tipo de producto o servicio financiero, tenemos el derecho y la obligación de tener toda la información y conocer todas las características de lo que vayamos a contratar (precios, comisiones, tipos que se aplican, etc.), así como los riesgos que conllevan.
  2. Las entidades tendrán que mostrar de forma clara la información (publicidad, etc.) que nos permita conocer las características de los productos y servicios financieros por parte de las instituciones o autoridades pertinentes.
  3. Debemos elegir libremente el producto (sin presiones por parte de las entidades) que más se ajuste a las características que buscamos o a nuestras necesidades, estudiando todas las posibilidades que nos ofrezca el mercado antes de tomar cualquier decisión.
  4. Recibir en el momento de la firma del contrato, ya sea por la adquisición de algún producto financiero o por la prestación de algún servicio, una copia de los documentos firmados o cualquier comprobante que acredite el servicio o producto.
  5. Tenemos derecho a exigir que se cumpla lo firmado. Estas condiciones deben encontrarse reflejadas en los compromisos que se hayan fijado en el contrato. No hay que dejarse llevar por lo que nos digan, sino está por escrito en el contrato no servirá de nada.
  6. Tenemos derecho a que los datos no sean públicos, es decir, que se proteja el secreto financiero y demás datos personales.