Consejos para crear el “slogan” de las empresas

1767

Un “slogan”, o eslogan en castellano, es una frase memorable que habitualmente va acompañada del logotipo de empresa, y se emplea en las campañas publicitarias con el objetivo de establecer una conexión con el cliente.

El modelo de negocio de su empresa determina su nivel de branding. Si usted ya tiene un logotipo de empresa y quiere llevar las cosas al siguiente nivel, crear un eslogan llamativo podría ser un buen punto de partida, sobre todo si quiere atraer a clientes más “grandes”.

Crear “slogan” de empresas

Es conveniente trabajar en función de nuestro logotipo con el fin de promover la identidad de la marca. Una frase por si sóla no funciona de igual manera que acompañada de una imagen (a no ser que se transmita por radio).

Si carece de identidad, tiene una oportunidad única para diseñar su imagen corporativa y su eslogan de forma que se combinen en una unión perfecta, integrando a los dos como producto final. Debe recordar que las mejores marcas cambian sus consignas a lo largo del tiempo, por lo que no necesita que sea una frase para toda la vida si no lo ve necesario.

Es conveniente que le asigne al proyecto el tiempo que necesite. Incluso para los expertos en el sector, dar con la frase adecuada no es algo que surja de la noche a la mañana. Por otra parte, si va a contratar a alguien externo para realizar la tarea, es recomendable que esta persona sea de confianza, que conozca perfectamente su empresa y que sepa plasmar sus ideas sin que malinterprete su visión de la marca, en otro caso, estaremos perdiendo tiempo y dinero.

Simplifique y sea honesto

Un logo es eficaz si el público lo puede entender perfectamente, y de la misma forma lo es su eslogan. Además, debe tratar de que no pase desapercibido y, si es apropiado, aplique un toque de humor para captar la atención. En resumen, hacer algo atractivo y simple es básico.

No debería emplear más de cinco palabras. Puede considerar ejemplos de “slogan” de empresa como:

  • Just do it – Nike
  • I´m Lovin´it – McDonalds
  • Porque yo lo valgo – L´Oréal
  • Impossible is nothing – Adidas
  • Siempre Coca-Cola – Coca-Cola

Un ejemplo de un eslogan de mayor tamaño pero que ha tenido un gran efecto es:

  • Hay cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás Mastercard – Mastercard

Junto a esto, debe tener en cuenta que todo aquello a lo que haga mención en su frase debe ser verdad. Su empresa debe cumplir exactamente lo que dice su eslogan. Si esto no es posible, reconsidere su lema. También querrá evitar frases del tipo “es el mejor” o “el producto número 1” porque no sólo es un lenguaje aburrido sino que es complicado corroborar si es cierto.

Al final, lo que tiene que hacer es preguntarse una cosa: ¿qué es lo que diría mi producto o empresa si pudiese hablar? Responda a esta pregunta y la frase saldrá por sí sola.