Consejos para elegir el nombre de tu Pyme

984

El nombre de nuestra Pyme debe identificar el tipo de negocio

Este es un detalle muy importante ya que los propietarios de las empresas a veces se olvidan de seleccionar el nombre adecuado para sus negocios. El nombre no puede llevar al cliente a imaginar un tipo completamente diferente de negocio. El nombre de nuestra pyme no debe decir exactamente lo que hacemos pero hay que tener cuidado para que dicho nombre no nos perjudique frente a nuestros potenciales clientes. Crear una marca propia es un trabajo que implica también cuestiones subjetivas, que van más allá de la comercialización.

Nombres de empresas muy similares

Si buscamos por Internet nos daremos cuenta de que existen numerosas empresas que se llaman prácticamente igual. Además hay diversos sectores que son más propensos que otros a esas coincidencias (empresas de limpieza, de contabilidad, etc.). Por eso es fundamental que nuestra pequeña o mediana empresa adquiera una identidad propia y así, se distancie de la competencia. Hoy en día hay que ser creativo y no dejarnos llevar por lo primero que se nos venga a la cabeza ya que podemos correr el riesgo de seleccionar un nombre que no llame la atención y la gente nos vea como “una empresa más”.

Nombres en diferentes idiomas

Siempre podemos usar términos en otros idiomas para diferenciar nuestro negocio. La posibilidad de su uso dependerá de nuestro público objetivo. Si nuestro negocio es popular o si su ámbito territorial es pequeño, no es buena idea usar nombres extranjeros ya que son más difíciles de recordar para nuestros posibles clientes. Si observamos que los posibles clientes de la zona tienen cierto dominio en el uso de algún idioma extranjero, entonces sí que podríamos hacer uso de ese tipo de términos.

Amoldarse al propietario

Por su puesto, como propietarios de una pequeña o mediana empresa, tenemos que sentirnos cómodos con el nombre que seleccionemos. A partir de ahí tendremos que crear nuestra propia imagen de marca, la que identifique y diferencie nuestro negocio de la competencia. Para ello tendremos que llevar a cabo un estudio de mercado.