5 Consejos para negociar un aumento de salario

880

Es curioso pero a lo largo de nuestra formación nunca nos enseñan nada acerca de cómo realizar una negociación. Quizás sea algo que necesita más práctica que teoría, pero sin duda, tener algunas directrices que seguir puede ayudarnos a realizar una mejor negociación.

Las negociaciones forman parte de nuestra vida, especialmente en el ámbito laboral. La mayoría de la gente elude muchas veces este tema con tal evitar una conversación incómoda al pedir un aumento de salario.  Esta es una conversación que puede plantearse a lo largo de nuestra carrera y que tendremos que gestionar correctamente.

A continuación te damos unos consejos útiles a la hora de afrontar una negociación para pedir un incremento de sueldo.

No es una confrontación

A veces es muy fácil caer en la trampa de pensar que una negociación es una guerra. El cambio de esta mentalidad es algo fundamental para mejorar las posibilidades de obtener un resultado positivo para nosotros. Necesitas ver una negociación de salario como un debate.

Esto será algo menos personal pero debes mantener una mentalidad firme, tratando de hacer hincapié en los aspectos que proporcionan un beneficio para ambas partes. Es algo que tienes que hacer tú mismo y que te ayudará a mejorar tu futuro financiero y tu carrera.

¿Cuánto vale tu trabajo?

Cuando vamos a tener una negociación salarial es necesario estar preparado. Es difícil mantenerse tranquilo, pero hay que tratarlo como algo normal. Lo más importante que tienes que saber es cuánto vale tu trabajo para hacérselo saber a la empresa para la que trabajas. Existen muchas maneras de hacerse una idea:

1. Haz una búsqueda en Linkedin sobre empleos similares para obtener un rango salarial para tomar como referencia. Esto puede ayudarte a obtener un indicador de tu salario mínimo.

2. Realiza entrevistas de trabajo para puestos similares en otras empresas. Aunque es algo más tedioso, nos puede aportar muchas cosas, sobre todo, mejora nuestras habilidades en las entrevistas y nos sirve como referencia de algo real que nos están ofreciendo. Esto también puede reforzar tus capacidades de negociación.

3. Conocer el coste de reposición también es un factor a considerar, es decir, cuánto le va a costar a la empresa tu marcha. Por ejemplo, si trabajas en diferentes proyectos con objetivos concretos, los costes para la empresa irán más allá del coste del salario (retrasos en los proyectos, costes de formación, etc.)

Demuestra lo que aportas a la empresa

A la hora de negociar un aumento de salario debes dejar muy claro cuáles son las cosas que aportas a la empresa. Por ejemplo si eres polivalente o dominas varias tareas dentro de la empresa, puedes dejar claro que la empresa tendrá que incurrir en un mayor gasto, porque si te vas, tendrá que contratar a varias personas para realizar el mismo trabajo que tú.

Habla más que de dinero

Una de las reglas básicas en la negociación de salario es no ser el primero en decir una cantidad. Esa pregunta saldrá seguramente más adelante. Evita las bandas salariales muy amplias ya que seguramente te ofrezcan la más baja, intenta estrecharla por arriba y por abajo.

También puedes valorar otros aspectos de la empresa. A menudo debido a la situación de la empresa no podremos obtener una mejora de nuestro salario, pero la empresa puede que nos ofrezca otros beneficios, como pueden ser:

  • Días adicionales de vacaciones
  • Formación extra
  • Ofrecimiento de un bonus por resultados

Mantente en silencio

Las personas están “programadas” para llenar los silencios, ya que éstos en una conversación pueden resultar bastante incómodos. Cuando te hagan una oferta, no te sientas obligado a responder de inmediato. Recuerda que tienes el control de la conversación. Respira, y espera a que la persona con la que estás conversando llene ese silencio incómodo.