Consejos para novatos en el mercado Forex

1130

Gracias al apalancamiento el mercado de divisas o mercado Forex (Foreign Exchange) ha llegado al pequeño inversor y se ha popularizado como una opción más de inversión. Este mercado funciona las 24 horas del día y mueve cantidades ingentes de dinero, de hecho, es el mercado más activo y líquido que hay en la actualidad.

Como en toda inversión estaremos expuestos a riesgos y tenemos que saber valorarlos antes de empezar a invertir. Si decides dar el paso y adentrarte en el mundo de la inversión en Forex, aquí te damos una serie de consejos para antes de empezar a invertir.

Conoce los conceptos básicos

Esto es muy simple, pero siempre hay que tenerlo en cuenta. Hay mucha gente que se salta lo básico y quiere aprender operando directamente en el mercado de divisas. Esto es un error fatal y que nos puede salir bastante caro. Si eres un novato en Forex, lo primero que tenemos que hacer es aprender y comprender los conceptos básicos.

La experiencia te hará ganar dinero

Si esperas hacerte rico de un día para otro, estás equivocado y es mejor que lo dejes antes de empezar y buscar otras alternativas. No seas ingenuo, la experiencia en el mundo del trading es uno de los factores más importantes. Cuanto más operemos en el mercado, más eficientes nos volveremos. Con la experiencia podemos llegar a ver cosas que los novatos no ven. El camino para convertirse en un buen operador es largo, así que debes estar dispuesto a aprender y a ganar experiencia hasta que te vuelvas un operador consistentemente rentable.

Cuidado con los “expertos”

El problema de los mercados financieros es que un novato que cuaja una buena semana piensa que es un “experto” o gurú. Otro tipo de “experto” que nos podemos encontrar por internet son aquellos que nos ruegan comprar su libro. Estas personas quizás hayan fracasado como traders y ahora quieren hacer dinero enseñando a fallar a otros traders. Estos autoproclamados expertos tienden a:

  • Soltar información genérica que hoy en día no funciona.
  • Dicen que son traders con mucho dinero y aun así tratan por todos los medios de colocarte su libro.
  • Afirman haber invertido 1000 euros y al mes consiguieron 1 millón.
  • Utilizan las matemáticas hábilmente para parecer más profesionales.

Antes de creer ciegamente en uno de estos “expertos” reflexiona y piensa bien las cosas. Si alguien tuviera una barita mágica con la cual ganar dinero de manera sencilla, no lo diría, sino el resto de operadores harían lo mismo y perdería su ventaja. Lo que buscan este tipo de “gurús” es gente que caiga en la trampa de comprar su libro (en el cual generalmente solo se encuentran cosas básicas, poco prácticas y que no sirven actualmente).

Haz tu propio análisis

Como continuación de lo anterior, seguir ciegamente a los demás nos hará ciegos. Nuestro objetivo es convertirnos en un trader de éxito y no en alguien que copia o sigue estrategias de los demás. Lo que hagan los demás nos sirve para analizarlo y reflexionar acerca de ello. Lo que aprendamos podemos incorporarlo a nuestro análisis con el fin de convertirnos en un operador consistente a largo plazo. Simplemente copiar a otros no nos hará mejores traders, seremos buenos copiando pero no negociando.

Como operador tenemos que desarrollar una estrategia y aprender a analizar el mercado. Ser capaz de hacer nuestro propio análisis de mercado nos llevará más cerca de ser un trader profesional. Hacer un análisis propio nos permite:

  • Ser autosuficientes
  • Aprender a comerciar con divisas

El mito de las cuentas demo

Por ejemplo, si queremos ser futbolistas profesionales, no vamos a comprarnos un videojuego de fútbol para comenzar nuestro entrenamiento. Esto mismo pasa con las cuentas demo que nos ofrecen la mayoría de plataformas y que la gente utiliza con la esperanza de convertirse en un exitoso operador de Forex.

Las cuentas de demostración no funcionan por 2 razones:

  • Nos ofrecen una falsa confianza y hacen que cojamos malos hábitos.
  • Estas cuentas no funcionan igual que una cuenta real en términos de velocidad de ejecución y otros factores relevantes.

Por otro lado las cuentas demo tienen la ventaja de que nos permiten conocer los conceptos básicos acerca de la operativa en el mercado Forex. Cuando se trate de ganar experiencia, solo debemos operar en una cuenta real.

Podemos empezar con poco dinero y a medida que vamos cogiendo fluidez y consistencia ir aumentando poco a poco.

Limita las pérdidas

Es la regla más importante que se debe seguir, es obligatoria. Hay que estar dispuesto asumir cierto nivel de pérdida y poner ahí el límite máximo de dinero que podamos perder. De este modo si los precios bajan por debajo de dicho nivel solo habremos perdido lo que estábamos dispuestos a perder. Tenemos que jugar con estos límites y no ceñirlos demasiado a los precios ya que pequeñas fluctuaciones podrían provocar un cierre prematuro de nuestra posición.

También debemos operar con la cabeza despejada. Por ejemplo si llevamos una racha de varios días seguidos con pérdidas, lo mejor será descansar unos días y volver fresco. Las rachas negativas pueden conducirnos a grandes pérdidas y a tomar decisiones que en otro momento no hubiéramos tomado.

Prepárate para los altibajos

Cada estrategia tiene sus altibajos. No existe un sistema que sea 100% rentable durante todo el año. Así que debemos estar preparados para las fluctuaciones. Como dijimos anteriormente, el éxito se mide en el largo plazo. El problema de muchos novatos es que prueban una estrategia y si ésta no les funciona durante la primera semana la dejan de lado y prueban una nueva. Lo recomendable es ver cómo se comporta dicha estrategia a medio/largo plazo.

Hazlo simple

No hay razón por la que buscar una estrategia muy compleja o enrevesada. Las mejores estrategias quizás sean las más simples, en las que intervienen menos elementos a la hora de tomar las decisiones. Por más indicadores, gráficos, ratios, osciladores, etc. que uses no tendrás mejores resultados, incluso lo más seguro es que tus resultados sean peores a largo plazo ya que muchos indicadores te pueden dar señales opuestas.

Especialízate en un solo par de divisas

Siguiendo con lo anterior, lo simple funciona. No hace falta manejar y conocer todos los pares de divisas ya que de este modo quizás se nos escapen cosas interesantes. Centrarse en un único par de divisas nos permite concentrar todos nuestros esfuerzos en entender cómo se mueve su cotización.

Si tratamos de comerciar con 5 pares al mismo tiempo, aprender a negociar se hace muy difícil. Tendremos que ir aprendiendo las características de cada par de divisas por separado ya que cada par es único. Cada par de divisas:

  • Reacciona de manera diferente a las noticias
  • Se mueven a diferentes velocidades
  • Sufren diferentes movimientos según las franjas horarias
  • Se tienen que manejar de diferentes maneras cuando se mantenga una posición abierta

Si eres novato, empieza con un solo par. Una vez seas consistente con uno, podrás empezar a aprender las características de otro.

Elige un solo plazo

En el mismo sentido que lo anterior, es recomendable empezar a operar utilizando siempre el mismo horizonte temporal. Esto tiene varios beneficios:

  • Nos permite concentrarnos en el aprendizaje de un solo período de tiempo, por lo tanto, eliminamos la confusión que nos puede generar el operar en múltiples horizontes temporales.
  • Solo debemos fijarnos en un solo gráfico, mejorando así la eficiencia y la calidad de nuestro análisis.
  • Evitamos señales contradictorias que se pueden dar si usamos diferentes horizontes temporales.

Recuerda que todo esto es para hacer que todo sea más sencillo. Una vez vayas cogiendo experiencia podrás empezar a complicar más tu análisis.

Gráficos simples

La mayoría de los novatos acumulan tantos indicadores como sea posible dentro de un gráfico de precios. Tienen la sensación de que cuantos más indicadores utilicen mejor les irá.

La realidad es que a mayor número de indicadores, mayor será el grado de confusión ya que muchos son contradictorios y dan señales opuestas. Además los gráficos se vuelven más difíciles de leer y no tendremos señales claras.