Consejos para que nuestro salario llegue a final de mes

895

Si administramos bien nuestro salario podremos llegar sin muchos problemas a fin de mes, incluso podremos destinar una parte al ahorro. No hay que ser un experto para lograr que nuestras finanzas personales mejoren, es cuestión de autocontrol y disciplina.

No importa la cantidad de salario que percibamos, lo realmente es saber cuáles son nuestros gastos, así que este será el primer paso para tener cierto control sobre nuestro dinero. A partir de aquí daremos algunos consejos para que a final de mes no estemos en números rojos y podamos tener algún dinero que ahorrar:

Estudiar minuciosamente nuestras finanzas

Puede parecer una cosa fácil e innecesaria, pero parémonos a pensar en cómo están nuestras finanzas personales: ¿cuáles son nuestros ingresos?,¿cuáles nuestros gastos?,¿tenemos deudas? Podemos responder a estas preguntas realizando un presupuesto. Una vez lo tengamos hecho, será el pilar sobre el que se sustentará todo lo demás.

No tener gastos excesivos

Aunque parezca algo obvio, no podemos gastarnos más de lo que ganamos. No podemos incurrir en deudas de forma continua, sino entraremos en un círculo vicioso. También deberíamos evitar los gastos en “vicios” (alcohol, tabaco…u otros) o minimizarlo en la medida de lo posible. Una manera de ahorrar es comer en casa y evitar comer fuera, esto no quita de que alguna vez no se pueda ir a algún restaurante. Para la gente que no tenga tiempo de ir a casa, lo recomendable es llevarse el “tupper” al trabajo.

Controlar el impulso de comprar

Si no somos capaces de controlar nuestros impulsos, lo mejor que podemos hacer es dejar las tarjetas de crédito en casa y salir solo con el dinero necesario para nuestro día a día de casa, esto nos ayudará a evitar compras innecesarias cuando nos estemos acercando a fin de mes.

Antes de comprar cualquier cosa deberíamos preguntarnos, si realmente lo que queremos comprar es necesario y ver si hay alternativas más baratas a ese producto. No debemos dejarnos llevar por las promociones, hay que evaluar si realmente es una oferta o si es un gancho para que compremos más.

Fijarnos una parte del salario para ahorrar

Podemos asignar una proporción de nuestro salario al ahorro, un 20%-30%. Después de un tiempo podremos realizar inversiones que nos aporten cierta rentabilidad.

Ahorra en tus facturas mensuales

Podemos empezar por cosas sencillas como apagar las luces que no estemos usando, dejar apagado el ordenador en vez de encendido, ahorrar agua mientras nos duchamos o lavamos los dientes, sustituir la iluminación por lámparas LED, esperar a que el lavavajillas esté lleno para ponerlo en funcionamiento, llenar la lavadora, etc. Si tenemos teléfono móvil o fijo, es aconsejable tener una tarifa que se ajuste a lo que consumimos realmente y no estar pagando de más por cosas que no usamos.