Consejos para ahorrar dinero en tus vacaciones

962

Llevamos algo más de un mes de verano y nuestras cuentas de las redes sociales se han ido llenado de fotos con gente de vacaciones en la playa o en cualquier sitio divirtiéndose. Si somos de aquellas personas que todavía no han disfrutado de las vacaciones veraniegas y pensamos que por nuestra situación financiera no tendremos tiempo para pasar unos días relajados y agradables sin realizar un esfuerzo económico, aquí os traemos algunas ideas para que esto pueda cambiar y pasar unas buenas vacaciones sin gastar demasiado.

Prueba con lugares cercanos

Igual a mucha gente le suena a que esto no serían realmente unas vacaciones ya que asocian el periodo estival a irse a sitios que están de moda y no piensan quedarse cerca de donde residen. Seguramente cerca de donde vivimos haya lugares realmente asombrosos en los que podremos pegarnos unas buenas vacaciones sin tirar la casa por la ventana. Evitaremos el incómodo jet lag y largas horas en la carretera. Incluso en nuestra propia ciudad podremos encontrar lugares donde podamos relajarnos, solo es cuestión de planificar y adaptar las vacaciones a nuestro bolsillo.

Viajar con los amigos

Si tenemos amigos con los que nos gusta pasar el tiempo, podríamos proponerle pasar las vacaciones juntos. Esto es muy útil ya que repartiríamos los costes y ahorraríamos una buena cantidad de dinero. También podemos dividir los costes del combustible si el medio de transporte que utilizamos es el coche. Cuanto más repartamos los gastos, más dinero ahorraremos.

Alquilar una casa o apartamento con cocina

Cuando viajamos en familia gran parte del dinero se va en los gastos de alimentación ya que en muchas ocasiones comemos en restaurantes. Para evitar este gasto excesivo y si nos gusta cocinar, podremos alquilar una casa con cocina. Esto nos permitirá disfrutar de la familia y al mismo tiempo mantener nuestras finanzas domésticas a salvo.

Olvídese de los recuerdos

En muchas ocasiones a la vuelta de las vacaciones casi nos vemos obligados a traer recuerdos para todos. Si bien podemos comprar un pequeño detalle si el bolsillo nos lo permite, lo mejor será eliminar este gasto.

Intercambio de vivienda

Esto se está empezando a hacer popular en los últimos años. También se le conoce como “house swap”. Consiste en ponerse en contacto con otras personas que quieran pasar unos días donde resides e intercambiar la vivienda por unos días. De este modo nos ahorraremos todos los costes relacionados con el alojamiento en nuestras vacaciones.