Consejos para la presentación de una idea de negocio

959

Nuestra idea de negocio puede ser muy buena y revolucionaria pero si no sabemos cómo presentarla de manera clara y correcta, las posibilidades de que alguien confíe en nuestro proyecto pueden verse reducidas de manera asombrosa. Una buena idea con una buena presentación puede ayudarnos a conseguir financiación, gente que confíe también en nuestra idea y que decida invertir y apostar por ella.

Los medios para realizar una buena presentación pueden ser variados, pero es interesante que se haga una presentación visual del producto (si es que vamos a producir algo). Una de las mejores alternativas es realizar una presentación en vídeo al comienzo o final de la presentación de nuestra idea de negocio.

Para realizar una buena presentación, te recomendamos que sigas los siguientes consejos:

La presentación debe estar estructurada

Es decir, debe tener un inicio, un nudo y un final. Al comienzo, debemos generar empatía para que la gente se interese por nuestra idea. En el nudo de la presentación podremos realizar un pequeño esquema DAFO, donde podremos demostrar en qué medidas se harán frente a las posibles amenazas y debilidades. Como siempre, lo mejor o lo más sorprendente de la presentación deberá ir dejándose para el final. Es decir, con el paso del tiempo durante la presentación tendremos que ir creando expectativas en nuestra audiencia.

El discurso debe ser emocional y racional

Podemos escoger momentos relevantes de nuestra vida relacionados con la idea que estamos presentando. Dotaremos a la presentación emociones y racionalidad. Ninguna persona es solamente racional, generalmente las decisiones que tomamos son emocionales, así que debemos dotar nuestro discurso con esa característica.

Lo que vemos debe ir acorde con lo que exponemos

Las imágenes que vemos en la presentación deben estar sustentadas por un discurso sólido. Debemos evitar las imágenes prediseñadas que se alejan de la realidad y donde todo es artificial.

A la gente no le gusta perder el tiempo

Debemos ser concisos, la gente que nos escucha no tiene todo el día para nosotros. No debemos andarnos con rodeos y darle vueltas siempre a la misma idea, la presentación debe ser dinámica y fluida.

No dejar cabos sueltos

Debemos preparar la presentación de nuestra idea de negocio incluso sin vídeo o powerpoint. Hay que estar preparado para posibles problemas técnicos que nos puedan jugar una mala pasada. Es posible que por eses problemas estemos perdiendo una gran oportunidad.