Consejos para elegir el mejor seguro de hogar para tu vivienda

1183

Lo primero que tenemos que hacer después de adquirir nuestra casa es contratar un seguro de vivienda. Este seguro puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza ya que puede cubrirnos ante cualquier eventualidad, destrozo, o desperfecto que se haya producido en la vivienda o que puedan surgir en un futuro. El seguro de hogar hará frente a los gastos ocasionados por estos tipos de circunstancias y que de no tenerlo contratado correría de nuestra cuenta.

En la actualidad existen numerosos tipos de seguros de vivienda y debemos elegir el que mejor se amolde a nuestras necesidades y que ofrezca un mayor nivel de cobertura sobre aquello que consideremos valioso dentro de nuestro hogar. En el mercado existen multitud de aseguradoras ofertando estos servicios, así que antes de decidirte por uno u otro, lo mejor es que peines el mercado buscando la mejor opción.

¿Qué cubre un seguro de hogar?

Para no extendernos mucho y simplificar al máximo las opciones que nos podemos encontrar en el mercado de los seguros para la vivienda, podremos distinguir básicamente 2 tipos:

Seguros de continente: Este tipo de seguros son los que se refieren al inmueble en sí, es decir, al inmueble tal cual lo compramos (si lo compramos sin amueblar). Este tipo de seguros nos cubrirá en caso de producirse una inundación en nuestra vivienda o cualquier otro desastre que afecte a las condiciones que vienen “de serie” en la vivienda. Lo que no cubrirá este seguro son el contenido de la vivienda, es decir, lo que compremos nosotros para amueblarla, etc. Así que en ese caso, de no tener otro seguro que los cubra, tendremos que pagar de nuestro bolsillo los desperfectos en los aparatos y utensilios lo cual supondrá un fuerte golpe a nuestras finanzas personales.

Seguros de contenido: Este tipo de seguro nos proporciona cobertura sobre lo que no cubría el tipo de seguro anterior, es decir, sobre los añadidos que le compremos a la casa, tales como; ordenadores, lámparas, microondas, muebles, etc. Dentro de los seguros de contenidos podremos encontrarnos gran variedad coberturas posibles.

Recomendaciones a la hora de contratar tu seguro de vivienda

Lo más importante a la hora de elegir un seguro es elegir el que mejor se acomode a tus necesidades, por eso es necesario un trabajo previo en el cual examines qué es lo que quieres asegurar. Sin esto, estamos corriendo el riesgo de pagar más de lo que realmente necesitamos para cubrir nuestro hogar, y ese dinero podríamos destinarlo a mejorar otros aspectos de nuestras finanzas personales.

Si al adquirir la vivienda contratamos una hipoteca con nuestra entidad bancaria, seguramente nos vayan a ofertar algún tipo de seguro del hogar. Lo mejor que puedes hacer en este caso, es que antes de acudir a la entidad bancaria, consultes diferentes aseguradoras para saber lo que ofertan. Seguramente la oferta que te haga la entidad o la aseguradora con la que trabajen, será mejor que la que te suelen ofrecer otras, ya que a la entidad financiera le interesa colocar la hipoteca, pero no dejes de evaluar lo que ofrece la competencia.

Hoy en día con internet podemos comparar numerosas aseguradoras con un solo clic, así que el proceso de búsqueda de un buen seguro para tu vivienda se puede hacer en poco tiempo. Lo que si te recomendamos es que no te dejes llevar por el precio que ofrecen de primeras, sino que mires bien la letra pequeña de las coberturas que ofrecen ya que esto nos evitará posibles quebraderos de cabeza en un futuro. Aquí te ofrecemos algunos de los muchos comparadores que hay por la red: