Corregir una mala situación financiera en 4 pasos

1067

Si estamos atravesando una mala situación financiera aquí te ofrecemos una serie de consejos que te podrían ayudar a solucionar tu problema. Estas recomendaciones nos ayudarán a recuperarnos pero el camino es largo y tenemos que tenerlo en cuenta si no queremos desmoralizarnos a las primeras de cambio.

Lo fundamental y más difícil es reconocer que estamos atravesando por una mala situación financiera. Lo siguiente será poner todo de nuestra parte para poder ponerle freno y decidir qué camino vamos a tomar. Tendremos que empezar a comprender cosas que quizás antes se nos pasaran por alto en temas relacionados con el dinero, es decir tendremos que adquirir algunos conocimientos básicos. Hoy en día podremos recurrir a libros, blogs y sitios webs especializados para adquirirlos.

Prescinde del “dinero de plástico”

En muchas ocasiones tener una tarjeta de crédito no es el problema, sino que éste reside en que siempre la llevamos encima y caemos en la tentación de realizar compras que no nos convienen. Para evitar esto, lo mejor que podemos hacer es quitárnoslas de encima, cancelándolas directamente o dejándolas en casa para evitar tentaciones innecesarias. Tendremos que acostumbrarnos a llevar la cantidad de dinero en efectivo suficiente para cada día. Esta práctica nos ayudará a comprender y pensar sobre nuestros hábitos de consumo lo cual evitará en gran medida la realización de compras por impulso. Si hemos eliminado nuestra deuda contraída con la tarjeta de crédito, lo mejor será llamar a la entidad bancaria para cancelarla.

Frena el gasto

Si queremos salir de una mala situación financiera hay que ponerse serios con los gastos. Debemos eliminar todos aquellos gastos innecesarios y que no nos hagan falta para sobrevivir, es decir debemos quedarnos solo con los indispensables (alquiler, alimentación, medicamentos, luz, agua, etc…). Además debemos revisar si los servicios que pagamos mensualmente son los más baratos que podemos encontrar en el mercado, si esto no es así, podremos cambiar de proveedor para conseguir un mayor ahorro mensualmente.

Hacer la lista de la compra

Uno de los mayores gastos que tenemos al mes se van en la alimentación, por eso, es recomendable que antes de salir de casa e ir a comprar cualquier cosa, realicemos una lista con todo lo que necesitamos. Esto es fundamental para no comprar más cosas de las que nos hacen falta, no debemos salirnos de la lista que hemos confeccionado.

Posibles emergencias

Todo el ahorro que vayamos consiguiendo con estas medidas no debemos destinarlo completamente al pago de nuestras deudas. Lo mejor será dejar una parte de ese dinero a un lado para hacer frente a posibles emergencias que surjan inesperadamente. Este dinero que apartemos podremos invertirlo para que vaya creciendo poco a poco, pero hay que tener en cuenta que este tipo de inversión debe ser lo más segura y líquida posible.