Cosas a tener en cuenta para elegir un seguro de vida

1052

Pensar en el futuro es el primer paso que nos lleva a contratar o estudiar la posibilidad de contratar un seguro de vida. En el momento crucial de tener un seguro de este tipo debemos tener en cuenta varias cosas que veremos a continuación.

Qué tipo de cobertura queremos

Los seguros de vida varían y con esos cambios las anualidades también cambian. La cobertura que nos pueden ofrecer hoy en día las compañías de seguros pueden ser limitadas o muy amplias, esto dependerá de las preferencias del consumidor. El más básico es el riesgo de muerte por causas naturales. El riesgo de muerte es la base de cualquier seguro de vida pero existen otros suplementos: invalidez permanente, incapacidad total, muerte accidental, muerte por accidente de tráfico, enfermedad grave, dietas durante hospitalización, invalidez por accidente, etc. A la hora de contratar un seguro de vida se deben tener en cuenta las necesidades de la familia, el cuadro clínico y nuestras condiciones de vida.

A qué edad vamos a hacer el seguro

Es importante recordar que hay límites para realizar un seguro de vida. La edad mínima se sitúa en los 14 años (por ley) y la edad máxima fluctúa dependiendo del tipo de seguro y de la compañía que lo lleve a cabo, generalmente suele situarse en torno a los 65 años.

Cuánto pagaremos por el seguro de vida

Esta cuantía vendrá determinada por el tipo de seguro y demás condicionantes que acordemos con la compañía aseguradora. Se puede pagar de forma mensual, trimestral, semestral o anual. El precio del seguro de vida dependerá de la edad, el cuadro clínico y el tipo de suplementos que hayamos elegido.

A qué hay que prestar atención

A la hora de hacer el seguro debemos elegir un beneficiario. En caso de que ese seguro tenga que ser utilizado, alguien tendrá que ser el que lo cobre. Otra cosa que hay que tener presente es que cualquier cambio de los parámetros que hayamos dado a la compañía aseguradora, debemos comunicárselo, por ejemplo cambios en nuestro estado de salud.

¿Podemos cancelarlo?

Si, a partir del primer año de contrato. Debemos comunicárselo a la compañía con antelación. Generalmente dos meses antes como mínimo. Hay que recordar y debemos tener en cuenta que las primas que pagamos son anuales aunque la compañía nos ofrezca facilidades de pago y nos lo fraccione.