Crear nuestro presupuesto familiar en 7 pasos

1030

Todo el mundo tiene diferentes metas financieras. Mientras que algunos están ahorrando para hacer una compra especial, otros se centran en ahorrar para la jubilación, o en trabajar para pagar las deudas. Si tenemos un plan de ahorro específico podremos mejorar nuestras finanzas personales y conseguir las metas financieras que nos hayamos propuesto.

El mejor consejo para la creación de un presupuesto familiar es simplemente empezar. Una vez que aprendamos más sobre el proceso de elaboración del presupuesto, podremos añadir mejoras. Éstos son algunos de los pasos fundamentales que intervienen en el proceso presupuestario:

  1. Seleccionar un método de registro de datos: Hay excelentes software para crear presupuestos por internet, algunos programas están disponibles de forma gratuita. Pero simplemente con lápiz y papel también nos servirá, no hace falta complicarse.
  2. Identificar nuestros ingresos: Consideraremos los “ingresos fijos”. Para la mayoría de la gente, sería su salario anual. Las partidas extraordinarias , como regalos o incentivos pueden agregarse a los ahorros, o nos ayudan a cubrir deuda pero no debemos contabilizarlos ya que son “extraordinarios” y no siempre podremos contar con ellos, por lo tanto a la hora de hacer nuestro presupuesto no es recomendable agregarlos.
  3. Lista de sus gastos: Esto es más complicado de lo que parece, así que es mejor no hacerlo a la carrera y sin pensar. Es mejor empezar con las cosas que suponen un mayor gasto, como el alquiler o la hipoteca, cuotas del coche, etc. A continuación, seguiremos con las pequeñas facturas mensuales, como la luz, el agua, internet, teléfono, etc. Podemos utilizar los extractos bancarios y tarjetas de crédito como referencia – puede que nos sorprenda la cantidad de cosas que estamos pagando cada mes-. Por último, podríamos estimar cuales son nuestros pequeños gastos cotidianos, es decir, los pequeños gastos en efectivo para los desayunos, cafés, o periódicos que pueden pasar desapercibidos.
  4. Cuantificar otras necesidades y metas financieras : Nuestros gastos mensuales no son los únicos gastos. También podemos encontrar necesidades a largo plazo, como ahorrar para la jubilación, y otras metas financieras como la compra de un coche o una casa. Tendremos que calcular cuánto necesitamos ahorrar cada año para estos gastos a largo plazo, ya que tendrán que ser parte de nuestro presupuesto.
  5. Calcular el déficit / superávit: Ahora viene el momento de la verdad. Restaremos nuestros gastos a corto y largo plazo de nuestros ingresos reales. Esto nos dirá la cantidad de superávit o de déficit anual en el que estamos incurriendo.  Si tenemos déficit significa que tendremos que hacer algunos ajustes. Incluso si tenemos superávit, esto no se acaba aquí y tendremos que hacer más cosas.
  6. Ajuste y control: Si tenemos déficit, tendremos que volver a revisar nuestros gastos y averiguar lo que podemos recortar para conseguir que nuestro presupuesto se ajuste. Si tenemos superávit, tendremos que establecer qué hacer con ese excedente. Podemos meterlo en una cuenta ahorro o hasta pegarnos algún capricho. Lo importante es darnos cuenta de cómo vamos a utilizar ese excedente. Luego, a medida que avanza el año, tenemos que supervisar cómo marcha nuestro presupuesto, y hacer los ajustes adicionales que sean necesarios, por si añadimos información nueva.
  7. Hacer algo constructivo con los ahorros: Podremos buscar la mejor alternativa de inversión que haya en cada momento para sacarle el máximo rendimiento. Antes de invertir el dinero es aconsejable recibir algún tipo de asesoramiento financiero.

Lo que nos damos cuenta una vez que comenzamos a crear un presupuesto familiar, es que es difícil planificarlo a muy largo plazo. Además hay que tener en cuenta que ciertas metas abarcan varios años, por lo que en última instancia nuestro presupuesto debe tener carácter plurianual. Sin embargo, si no queremos complicarnos demasiado, para empezar, podremos ir con lo básico. Por ejemplo si empezamos con la planificación para el próximo año, cada cierto tiempo podremos ir actualizándolo e ir aumentando el horizonte temporal. Con esto iremos dando pequeños pasos para conseguir una mejora sustancial de nuestras finanzas personales.