La crisis económica mundial actual cambia la forma de invertir

875

Después de experimentar pérdidas radicales en cuestión de días, muchas personas nunca volverán a ver la inversión de la misma manera. Desde entonces, numerosos inversores han alterado sus finanzas para asegurarse de que otra sorpresa en el mercado de valores no les coja por sorpresa y arruine sus planes de jubilación. Algunas de las formas en que las personas han cambiado sus estrategias de inversión desde la crisis económica mundial actual son las siguientes:

Mayor pesimismo

Una reciente encuesta hecha a 1.154 inversores mayores de 25 años encontró que el 47% experimentó una disminución significativa de su inversión durante la crisis financiera perdiendo una media del 35% de sus activos. Muchas familias también experimentaron pérdida del empleo o una caída importante en los ingresos. A pesar de que el mercado de valores parece que está reaccionando a nivel global, muchos encuestados piensan que todavía nos encontramos de lleno en una recesión, y son pocos los que piensan que ésta ha terminado.

Mayor ahorro

Muy pocos inversores se sentían preparados o seguros durante la crisis financiera, sin embargo, a raíz de la misma, ese número ha aumentado. Esto se debe a que un buen número de inversores cambiaron el lugar donde invertir el dinero, aumentando sus contribuciones a un plan de ahorro.

Crear un fondo de emergencia

Un fondo de emergencia puede protegerle a usted y a su familia si pierden su trabajo, presentan un problema grave de salud repentino o necesitan una reparación del automóvil. Algunos ahorros líquidos también pueden permitirle evitar los honorarios, impuestos y multas a menudo asociadas con las inversiones. Los inversores que ahora se sienten más tranquilos y más confiados que antes de la crisis financiera también aumentaron su fondo de emergencia.

Pagar la deuda

La deuda limita severamente su capacidad para hacer frente a una crisis porque el simple hecho de retrasarse en un pago acarrea consecuencias desastrosas en nuestra capacidad financiera. Casi la mitad de los inversores que se sienten más seguros ahora que antes de la crisis redujo su deuda personal a niveles muy bajos, y una mayoría ahora tienen menos deuda que antes de la crisis financiera.

Tomar decisiones de inversión más reflexivas

Antes de la crisis financiera, era fácil no pensar en el lado negativo de la inversión. Cuando todo marchaba en la dirección correcta, muchas personas entraban y salían de los mercados a la ligera sin mantener un rumbo o estrategia definida en sus operaciones. Ahora los inversores están buscando más información acerca de cómo crecer y proteger al mismo tiempo sus ahorros, y buscan la inversión conservadora, que no es lo mismo que una inversión sin riesgo, para crear beneficio.