Cuando debes tener un software CRM

970

A medida que aparecen nuevas empresas, una de las decisiones más importantes que se tienen que tomar es decidir qué herramientas se usarán para hacer crecer nuestro negocio.

En el caso de herramientas de CRM (Customer Relationship Management), siempre hay que evaluar el coste y la eficacia, pero la verdadera clave es pensar en cómo este tipo de software puede mejorar la vida de nuestros empleados y de nuestros clientes. Aquí te mostramos 5 señales que te dirán cuando es oportuno comprar una herramienta de CRM para tu empresa.

Cuando tengas clientes “suficientes”

Los clientes son la base de nuestro CRM, después de todo, de ahí viene el nombre (Customer Relationship Management). Hay una creencia bastante extendida entre los profesionales de ventas de que adquirir un software de CRM es un lujo para realizar el seguimiento de nuestros clientes, y que no es necesario hasta que no tengamos un número considerable.

Un CRM nos ayuda a hacer mejor nuestro trabajo y a servir a nuestros clientes adecuadamente. No importa la cantidad de clientes que tengamos, se merecen lo mejor que les podamos ofrecer. Si una nueva herramienta ayuda a mejorar la experiencia del cliente con nuestro negocio, entonces es el momento de hacer la inversión.

Cuando se pierden clientes

No importa la cantidad base de clientes, el problema viene si éste empieza a disminuir, tendremos un serio problema. Si empezamos a perder cliente tendremos que indagar por qué sucede esto y cuáles son las causas que lo provocan. Si no lo sabemos, tendremos problemas.

Un CRM nos dará pistas acerca de cómo están las relaciones con nuestros clientes. Nos permite hacer un seguimiento exhaustivo de qué y cuando sucedió el problema que generó la pérdida de clientes. Este conocimiento nos permitirá identificar las tendencias en el comportamiento de los clientes y podremos corregir los problemas internos. Una pequeña inversión en un CRM puede evitar que perdamos mucho dinero.

Mejora la comunicación

Todo el mundo en nuestro equipo de ventas debe ser capaz de mantenerse en contacto para tratar temas sobre lo que pasa en el negocio. Eso no debería implicar pasar horas peinando a través de archivos los datos que necesitemos, es una pérdida de tiempo y de dinero. Con un CRM, podemos centralizar nuestros documentos y acceder a aquellos que necesitemos de una manera sencilla y rápida. Ahorraremos mucho tiempo y nuestra empresa será mucho más eficiente.

Hacer pronósticos

Una herramienta de CRM nos permite realizar pronósticos, análisis e informes que nos ayudarán a tomar mejores decisiones dentro de la empresa. Por ejemplo, nos servirá para estudiar la estacionalidad en las ventas y estar preparados para cuando venga la temporada baja del mercado. Si quieres reducir la incertidumbre, entonces es el momento de hacerte con una de estas herramientas.

Cuando tu negocio crece

En las primeras fases de una nueva empresa, con tal vez pocos empleados, un CRM parece una compra innecesaria. Quizás podamos manejar fácilmente la información que tengamos sin ningún tipo de problema y que todo funcione perfectamente. Pero a medida que la empresa crezca irán apareciendo problemas a la hora de procesar y manejar toda la información que vayamos teniendo. Por lo tanto, tendremos que ir introduciendo mejores sistemas en nuestras operaciones. Cuanto antes comiences con un buen CRM (de pago o gratuito), menos dolorosa será la transición.