Cuida tus perfiles sociales a la hora de buscar empleo

946

Las redes sociales se han convertido en un factor relevante para los departamentos de recursos humanos de las empresas. No solo buscan candidatos publicando ofertas a través de ellas, sino que son un medio para rechazar a algunos candidatos.

Cada vez esta tendencia es mayor, los responsables de contratar a un nuevo empleado buscan a la mejor persona para cubrir el puesto y nuestro perfil de las redes sociales es algo que seguramente estudiarán.

A través de una encuesta realizada por un portal de empleo, CareerBuilder, en marzo de este año se han conocido la opinión de 2.138 responsables de diferentes departamentos de recursos humanos y de 3.022 personas empleadas en diferentes empresas del sector privado.

Los resultados más significativos reflejaban que el 43% de los empleadores dijeron que a día de hoy usaban las redes sociales para buscar candidatos para las ofertas de trabajo que publicaban. Con respecto al año anterior hubo un incremento del 39%.

El 12% de empresas, que hoy no por hoy, no investigan acerca de sus candidatos en las redes sociales, han dicho que empezarán a hacerlo.

Muchas personas consideran que esta práctica es injusta e invasiva para la vida personal de los candidatos. Pero las empresas siempre sacarán partido a todas las herramientas disponibles para seleccionar a sus trabajadores y equivocarse lo menos posible en sus decisiones de contratación.

Seguramente ya sepas buscar trabajo por internet y qué es lo que debes poner en tú perfil de las redes sociales y qué no. Pero por si acaso, en esta entrada reflejaremos qué razones han dado los empleadores a la siguiente pregunta: ¿cuál ha sido el motivo para descartar a un candidato después de visitar sus perfiles sociales?

Aquí van los 10 motivos principales que han dado para rechazar a los candidatos:

  1. Fotos provocativas o inapropiadas.
  2. Información o fotos bebiendo alcohol o consumiendo drogas.
  3. Hablar mal de una empresa anterior en la que han trabajado, o incluso de un compañero de trabajo.
  4. Mala capacidad comunicativa.
  5. Hacer comentarios discriminatorios respecto a la raza, género, religión, etc.
  6. Mentir sobre las calificaciones.
  7. Compartir información confidencial de un empleador anterior.
  8. Mostrar conductas delictivas.
  9. Tener un nombre de perfil “poco profesional”.
  10. Mentir sobre un antiguo empleador.

Este estudio también recoge cómo las redes sociales han ayudado a algunos candidatos a conseguir un empleo.

No todo es malo cuando se trata de buscar trabajo a través de las redes sociales. Algunas empresas han indicado que en algunos casos las redes sociales han contribuido positivamente a la hora contratar a una persona.

Aquí van las 10 razones principales que las empresas han señalado como valores positivos en los perfiles de las redes sociales de los candidatos, y que a posteriori han influido para que éstos sean contratados.

  1. Conseguir una mejor percepción de la personalidad del candidato.
  2. Antecedentes del candidato apoyado por sus calificaciones o su historial de trabajo.
  3. El perfil refleja una imagen profesional.
  4. El perfil del candidato muestra una amplia gama de intereses y ganas de seguir aprendiendo.
  5. Grandes capacidades de comunicación.
  6. Número de premios y reconocimientos.
  7. Buenas referencias de otros profesionales y/o empresas.
  8. Interacción con la empresa que publica la oferta de trabajo.
  9. El candidato cuenta con un gran número de seguidores y suscriptores.

Últimamente estamos viendo como las redes sociales son un gran medio para potenciar nuestra marca personal y profesional. Por ese motivo debes incluir las redes sociales en tú estrategia de búsqueda de empleo y tener cuidado con aquellas cosas que publicas y compartes con los demás. Siempre es importante cuidar hasta el último detalle antes de empezar a buscar empleo.

Si sabes sacarle partido a las redes sociales, tus posibilidades de ser contratado aumentarán en gran medida.