¿En qué consisten los depósitos en divisas?

1051

Este tipo de producto es algo que la gente sin demasiada cultura financiera no suele conocer, pero aparte de los tradicionales depósitos bancarios, existen otro tipo de depósitos que se realizan en una moneda o divisa diferente a la nacional y son los denominados depósitos en divisas. La diferencia estriba con los tradicionales en que los depósitos en divisas se realizan en una divisa diferente a la nacional.

¿A quiénes van dirigidos los depósitos en divisas?

Lo primero que hay que destacar es que estos productos pueden acarrear riesgos, el más importante son las fluctuaciones del mercado de divisas. Estos depósitos van dirigidos principalmente a ahorradores que reciben ingresos desde un país diferente al de residencia.

El mercado propio es quien facilita las herramientas para asegurar la rentabilidad y resguardarla de las posibles mermas que puedan ocasionar las oscilaciones en los tipos de interés de las propias monedas. Estas herramientas se pueden contratar en las entidades financieras cuando contratamos el depósito y se conocen con el nombre de seguros de cambio.

El seguro de cambio es un tipo de contrato nos va a proteger frente a las oscilaciones de las cotizaciones. Con la contratación del seguro obtendremos un menor rendimiento si la evolución  del tipo de cambio nos es favorable, pero actuará como “colchón” si incurrimos en pérdidas.

El coste de un depósito en divisas es muy parecido al de un depósito bancario común, al igual que los tradicionales, y pueden llevar consigo diversos tipos comisiones de las cuales tendremos que informarnos.

Resumiendo, este producto es interesante para gente de origen extranjero que reside en España y que sus rentas las recibe en otra moneda diferente al euro, sin embargo hoy no es una alternativa recomendable ya para casi nadie.

Los principales depósitos en divisas se hacen generalmente en monedas como la libra esterlina (Reino Unido) y el Dólar Americano (Estados Unidos), aunque cada vez ganan más peso divisas como el Yen (Japón) o el Franco Suizo (Suiza).

¿Qué desventajas presentan los depósitos en divisas?

El mayor inconveniente que pueden presentar este tipo de depósitos reside en la propia evolución de las cotizaciones de las diferentes divisas, ya que fijará los intereses del propio depósito.

Los productos de este tipo nos suelen aportar un mejor rendimiento que los depósitos tradicionales, pero todo queda en manos de las posibles y continuas fluctuaciones que se originan entre las monedas.