Desconfía de las empresas que te garantizan dinero fácil

923

Quizás por la falta de empleo y por la necesidad de encontrar una fuente de ingresos, desde hace algún tiempo, cada son más habituales las noticias sobre problemas con empresas de venta directa de productos o servicios en los cuales los nuevos empleados tienen que aportar una cierta cantidad de dinero al principio y después se les promete avances dentro de la estructura de la empresa y suculentos sueldos en relativamente poco tiempo.

Estas empresas se caracterizan por tener un potente sistema comercial, y atraen a la gente vendiendo una imagen y unas expectativas de ganar dinero fácilmente, casi sin esfuerzo. Generalmente acompañan estas campañas con “casos de éxito” de personas que han conseguido ganar dinero de manera rápida y que se han enriquecido como quien dice “de la noche a la mañana”. Lo único que tuvieron que hacer estas personas, es unirse a esa empresa (previo pago).

Por desgracia, la promesa de conseguir dinero rápido y fácil debe tomarse con mucha cautela.

Principales elementos que deberían ponernos alerta

Como dijimos, la imagen que vende este tipo de empresas es el enriquecimiento rápido y sin ningún esfuerzo. Esta supone su principal arma para captar gente. Algunas de ellas incluso te prometen “ganar dinero sin salir de casa”.

Estas empresas suelen organizar eventos o conferencias donde hablarán personas que corroborarán lo fácil que es hacerse rico sin esfuerzo. Y narrarán cómo les ha cambiado la vida desde que trabajan en dicha empresa.

Para entrar a trabajar a este tipo de empresas se nos solicitará una cantidad de dinero, así como la obligatoriedad de la realización de cursos (que debemos pagar) y también la compra de un inventario mínimo de producto que luego tendremos que vender por nuestra cuenta.

Cada año suelen salir noticias de gente engañada por empresas de este tipo y que han sufrido graves pérdidas de dinero. Por lo tanto, debemos tener mucho cuidado e informarnos sobre la empresa en cuestión. Además hay que tener presente que hoy en día nadie regala nada y nadie se hace rico de la noche a la mañana (salvo que te toque la lotería).