La deuda pública de España aumenta hasta el 89,6% del PIB

861

La deuda pública ha vuelto a crecer en el mes de mayo según los datos ofrecidos por el Banco de España. El incremento respecto al mes de abril ha sido de 23.349 millones de euros, que ha sido causado en su mayoría por las obligaciones a medio y largo plazo.

Con este aumento, el pasivo que ahora mismo ostenta el conjunto de las administraciones públicas de España es de 937.334 millones de euros, que representa el 89,6% del PIB español, y que lo sitúa muy cerca del objetivo de deuda del ejecutivo español que es del 90,5% para el conjunto del año 2013.

El endeudamiento que arrastra España, que ha aumentado cerca de dos puntos porcentuales en el pasado mes de mayo (en abril se situaba en el 87,3% del PIB), y que viene siendo financiada con más deuda, no es más que una pescadilla que se muerde la cola y un handicap que el gobierno de Mariano Rajoy no es capaz de solventar.

Aunque desde el ejecutivo se transmite tranquilidad, puesto que ya se han cubierto más de las mitad de las emisiones de deuda previstas por el Tesoro, y se intenta convencer de que las previsiones de deuda se cumplirán o se superarán ligeramente (la deuda no debe superar el 91,4% del PIB al finalizar el año), lo cierto es que al ritmo que está aumentando la deuda, toda previsión puede verse superada.

Este panorama, además, no parece que vaya a mejorar a largo plazo, puesto que según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), la deuda pública seguirá subiendo de forma peligrosa hasta llegar al 120% del PIB en el año 2018. Las previsiones del FMI, que distan mucho de las del Ministerio de Economía y Competitividad, hacen pensar que los ajustes que ha sufrido la economía española no están sirviendo de nada y no dan los frutos deseados.