Diferencia entre impuestos directos e indirectos

1929

Todo el mundo ha estado pagando impuestos desde tiempos inmemoriales, pero muchas personas nunca han entendido completamente cómo funciona el tema de los impuestos que pagan. Gran parte de esta gente simplemente acepta los impuestos sin más, sin cuestionar para qué se pagan ni para donde van. A continuación intentaremos dar unas ideas básicas para apreciar mejor la diferencia entre los impuestos directos e indirectos.

Hoy en día podríamos agrupar los impuestos en 2 grandes grupos. Por un lado nos encontraríamos con los impuestos directos y por otro los indirectos. Estos dos tipos de impuestos son similares en muchos aspectos pero presentan diferencias que se deben tener en cuenta.

Los impuestos directos son los más conocidos por el público en general. Cuando una persona paga impuestos sobre la renta todos los años, está pagando un impuesto directo. Podríamos decir que este tipo de impuesto es aquel que se le impone a una persona o grupo y se recauda directamente de los mismos. Por ejemplo, el gobierno impone tributos sobre la renta para las personas que obtienen ingresos en el país. Lo siguiente, será recaudar directamente esa parte de los ingresos de dichos ciudadanos a través de la retención pertinente. Este es un ejemplo típico de los impuestos directos. También podremos encontrarnos dentro de este grupo el impuesto sobre patrimonio.

Si los tributos directos se imponen y recogen directamente de los ingresos que reciben los ciudadanos, ¿qué son los impuestos indirectos? En términos generales, un impuesto indirecto será aquel que se impone y se recauda por el consumo o utilización de algo. Por lo tanto le tocará a la persona que consuma, utilice o compre dicho producto el pago del impuesto. Para verlo más claro podemos hablar por ejemplo del impuesto al valor añadido(IVA) que grava una operación entre una empresa y su cliente. El encargado de pagar el impuesto al Estado será la empresa, pero el que siente más su efecto quizás sea el cliente.

Existen multitud de impuestos indirectos en nuestras vidas. Tenemos por ejemplo dentro de éstos, los impuestos especiales sobre el tabaco, alcohol y los carburantes, por ejemplo. Sin embargo, el consumidor medio suele saber poco acerca de este tipo de gravámenes. Las variaciones en las tasas de estos impuestos suelen variar en función de lo que el mercado pueda soportar. Por otro lado, las empresas que puedan permitirse el lujo de absorber mejor dichas variaciones podrán permitirse el lujo de seguir ofreciendo precios más bajos a sus posibles clientes. De este modo tendrán una influencia muy fuerte sobre la economía de las empresas.

Entender la diferencia entre los impuestos directos e indirectos es algo importante ya que tienen un gran efecto en nuestra vida diaria y en las transacciones comerciales.

  • Cristian Basáez

    Gracias, información clara y precisa.