La discriminación salarial de género aumenta en mujeres con hijos

1006

De acuerdo a la OCDE, la falta de apoyo a la maternidad está perjudicando las perspectivas profesionales de las mujeres, pese a los avances que han experimentado muchos países en la educación y en el empleo. También se pone de manifiesto que el alto precio pagado por la maternidad, con los gastos inherentes a la misma, como por ejemplo son las guarderías, el acceso a las mismas o los impuestos, disuaden a muchas de ellas a trabajar más.

Bien es cierto que a lo largo de los años se han logrado muchos avances que hacen referencia a la inserción educativa femenina, y que han contribuido a un aumento mundial de la participación de este género en la fuerza laboral, sin embargo siguen existiendo considerables diferencias en las horas de trabajo, condiciones de empleo e ingresos.

En los países de la OCDE, los hombres ganan en promedio un 16% más que las mujeres cuando realizan trabajos semejantes a tiempo completo. La brecha alcanza un increíble 21% si tomamos como referencia la parte superior de la escala salarial, lo que sugiere la presencia continua de un techo incapaz de ser roto. A pesar de que se ha avanzado en la reducción de la brecha de género en la remuneración, especialmente en el empleo, esto no es suficiente y queda un largo camino por recorrer en muchos países.

El informe realizado por la OCDE también presenta una nueva evidencia de la brecha de género en la actividad empresarial. La proporción de empresas que son propiedad de mujeres es de un 30% en los países de la OCDE, las cuales ganan de un 30 a un 40% menos que sus colegas masculinos.

Además, dado que la población mundial está envejeciendo, nos veremos con futuros problemas que  sólo podrán ser dominados si todo el talento disponible se moviliza, por lo que los gobiernos deben avanzar más en el acceso y la calidad de la educación para todos, mejorar los sistemas fiscales y de prestaciones, y hacer más asequible el cuidado de los niños con el fin de ayudar a las mujeres a contribuir más al crecimiento económico y a una sociedad más justa.

La diferencia salarial media entre hombres y mujeres se amplía hasta el 22% en las familias con uno o más hijos, lo que supone una diferencia del 6% respecto de aquellas mujeres que no tienen hijos. La penalización salarial media por tener hijos es un 14%, con Corea a la cabeza, mientras que Italia y España apenas muestran una ligera penalización, tal y como se puede observar en el siguiente gráfico.

diferencia salarial entre hombres y mujeres

Si el simple hecho de tener que mandar a un hijo a la guardería se come un salario, a menudo hay poco o ningún beneficio económico en que ambos padres trabajen. Los gobiernos deben asegurarse de que los recortes de gastos no reviertan los progresos realizados en materia de igualdad de género en el empleo. El aumento del derecho individual del padre a un permiso parental puede ser la clave para incrementar la participación femenina en el mercado laboral.