Educación e inteligencia financiera

1177

La educación financiera es una parte central de la supervivencia y el progreso económico de todos. Y es el inicio y la continuación de un desarrollo económico-mental sostenible conocido como inteligencia financiera.

Por desgracia, en nuestra sociedad se le da más importancia a la producción y al consumo que a la educación financiera y a los resultados que ésta pueda otorgar a la sociedad.

Administrar o manejar el dinero correctamente no es una tarea fácil ya que estamos expuestos a múltiples tentaciones, a deudas impagables, etc. Todo esto puede constituir un hábito peligroso ya que mucha gente gasta el dinero que no tiene a través de instrumentos financieros como puedan ser las tarjetas de crédito. Dichas personas a pesar de no disponer del dinero se endeudan con la compra de artículos o bienes que carecen de retorno de la inversión y que tendrán que estar pagando durante mucho tiempo.

Aparte de esto, hay que decir claramente que la gran mayoría de los adultos e incluso profesionales carecen de habilidades para gestionar correctamente sus finanzas personales ya que el sistema educativo no proporciona herramientas financieras prácticas para su uso en la vida diaria, por eso vivimos en una cultura dominada por el gasto económico descontrolado y por la acumulación sin fin de deuda.

Mucha gente ni si quiera dispone de una guía básica para la construcción de un presupuesto personal o familiar mensual, con el que poder hacer proyecciones financieras o saber en qué gastan sus ingresos. En lo que a temas de dinero se refiere, las personas se dejan llevar más por las emociones/sensaciones que por la razón.

El manejo del dinero no es un proceso interno sencillo mucha gente gasta su dinero impulsada por agresivas campañas publicitarias y realizan un mayor desembolso del que realmente sus finanzas les permite, y se deja llevar realizando compras compulsivas sin pensar en el futuro.

Hasta cierto punto, tener una vida financiera tranquila y cómoda pasa por alcanzar un equilibrio entre los ingresos y gastos que tengamos.

El desarrollo de la inteligencia financiera nos permite ganar más dinero con menos recursos y resolver los problemas económicos básicos hasta alcanzar el equilibrio en nuestras finanzas personales. Para desarrollar esta inteligencia, es básico tener algún tipo de educación financiera ya que esta acelera enormemente el proceso de aprendizaje.

En muchos hogares los problemas por falta de dinero se deben principalmente a dos razones bien definidas:

  1. La falta de educación financiera: Se observa en el mal manejo del dinero en la unidad familiar y en el bajo nivel de inteligencia financiera
  2. La falta de Inteligencia financiera: Provoca que la gente no intente nada nuevo de lo que siempre ha hecho para ganarse la vida y así obtener ingresos extra. Esto se debe especialmente al miedo al fracaso o la resistencia al cambio.

Los problemas ocasionados por el dinero, no se solucionan con dinero, sino con educación e inteligencia financiera.

Beneficios de la educación financiera

  • El desarrollo de una mentalidad adecuada hacia el dinero
  • Administrar de una manera inteligente las finanzas personales
  • Sacarle partido a la inversión
  • Generar múltiples fuentes de ingresos
  • Tomar el control de la situación económica presente y futura
  • Eliminar la resistencia al cambio y al miedo a probar nuevas opciones económicas