Eliminar la deuda de la tarjeta de crédito en 2 pasos

1079

Si hemos decidido de una vez por todas eliminar las deudas contraídas por el uso de la tarjeta de crédito nos preguntaremos cómo podremos hacerlo de la mejor manera posible. En principio podemos encontrarnos con 2 recomendaciones que siempre se suelen dar en estos casos. La primera pasa por llevar a cabo un férreo control de nuestros gastos y la siguiente pasa por consolidar la deuda. A continuación examinaremos cada una de estas dos sugerencias para poder eliminarla de la mejor manera posible.

Controlar los gastos

Este supone el primer paso para la eliminación de cualquier tipo de deuda que tengamos. Tenemos que tener presente que si adeudamos dinero por el uso de la tarjeta de crédito se debe principalmente porque realizamos gastos sin control alguno. Por eso, si estamos decididos a acabar con esta situación, el control del gasto nos ayudará a no seguir acumulando mayores niveles de deuda.

Para hacer un “marcaje férreo” a nuestros gastos con la tarjeta de crédito lo primero que debemos hacer es alejarnos y no dejarnos llevar por ofertas y promociones atractivas. Para intentar escapar de estas tentaciones podemos dejar nuestra tarjeta de plástico en casa.

También podremos incorporar a nuestro presupuesto doméstico la deuda contraída para poder incorporar el gasto mensual al que tenemos que hacerle frente y tratar de reequilibrar nuestras finanzas de manera que podamos ir pagándola de la mejor manera posible.

Consolidación de la deuda

Si vemos que no vamos muy holgados en nuestras finanzas personales debido a las deudas adquiridas con la tarjeta podremos unificar todas las deudas en una sola, en eso consiste la consolidación.

La consolidación no va a esfumar los problemas de endeudamiento que tengamos pero hará que podamos estar algo más cómodos cada mes.

Generalmente, con la consolidación pagaremos una menor cantidad cada mes por la deuda a costa de pagar durante un mayor período de tiempo.

Cuando ya tengamos liquidadas nuestras deudas contraídas con la tarjeta de crédito, lo primero que podemos hacer es llamar a la entidad bancaria y pedir que las cancelen, con esto eliminaremos futuras tentaciones que lastren nuestro presupuesto familiar.