¿Qué hacer ante el embargo de cuentas corrientes?

1986

Sino pagamos multas o no pagamos impuestos esto nos puede llevar al embargo de cuentas por parte de las administraciones públicas, antes, el procedimiento de exigencia ha de ser el concertado por ley para que la persona afectada tenga conocimiento con tiempo de la orden de embargo hecha en su contra.

Con la crisis actual, mucha gente ha perdido su trabajo y no puede hacer frente a sus pagos. Por eso y por otras cosas, un gran número de personas están sufriendo o han sufrido el embargo de cuentas corrientes, depósitos u otros productos bancarios. Con el impago de multas o de algún tipo de tasas o impuestos, ya sean por parte del estado, de los municipios o de las comunidades autónomas, pueden conducirnos a que nos quiten nuestros bienes y los productos financieros que tengamos. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el embargo de cuentas es posible, siempre y cuando la Administración haya seguido en su procedimiento de exigencia lo prescrito por la legislación vigente. Lo que quiere decir que tiene que someterse a un procedimiento reglado, es decir, que el afectado por esta situación debe conocer la existencia del procedimiento y de la orden de retención.

Mayoritariamente las administraciones acuden a la vía rápida de comunicación del procedimiento de apremio y después proceden al embargo de bienes y derechos a través de decretos, leyes u órdenes. Esto viene significando que, en la mayoría de casos, el afectado se entera de todo esto cuando es efectivo, lo que provoca un descenso en su capacidad de defensa.

Sugerencias para mantener nuestros derechos ante un embargo

– Alguna vez sufrimos algún que otro <<olvido>> con las multas de tráfico, impuestos pequeños,  u otra cosa. No debemos descuidar cualquier carta, email o escrito, que haya llegado desde las administraciones públicas asegurando que tenemos una deuda. Las estructuras administrativas seguro que se ponen en funcionamiento y, más pronto que tarde, demandarán su cobro.

– Para que el procedimiento administrativo de exigencia y embargo esté correctamente tramitado es necesario que la Administración cumpla con los procedimientos señalados por la ley. Especialmente todos aquellos relativos a la comunicación del procedimiento generado. Debemos cerciorarnos de que se han cumplido todas cláusulas regladas. Si esto no fuera así podríamos solicitar la nulidad del procedimiento de exigencia y embargo que esté en marcha.

– El embargo debe efectuarse, una vez seguido el procedimiento de exigencia, con todas las garantías legales. Existe cierta picaresca que se debería desterrar del Ordenamiento Jurídico y declararla nula, por ejemplo:

1. Respecto a la cotitularidad de saldos. Si una cuenta o depósito pertenece a varios cotitulares, sólo cabrá el embargo sobre la parte del saldo correspondiente al sujeto embargado. Salvo prueba en contrario, se presumen partes iguales para cada uno de los cotitulares.

2. En cuanto a las cantidades por Ley inembargables, hay que recordar que la Ley de Enjuiciamiento Civil señala unas cantidades mínimas no embargables en relación con salarios y pensiones. Sin embargo, como con frecuencia estas cantidades se abonan en cuentas corrientes son embargadas con el pretexto que son saldos en productos bancarios y que, por lo tanto, cabe su traba. Ello conculca explícitamente el espíritu de la ley, ya que en ningún caso han de ser embargables en las cuantías señaladas por la legislación vigente en la materia