¿En qué consiste el abismo fiscal (fiscal cliff)?

952

No hay manera de encontrar un titular reciente sobre los mercados financieros en el que no aparezca el término abismo fiscal (fiscal Cliff). Este término fue acuñado por el presidente de la Reserva Federal, Ben Benanke. El hecho es que las palabras elegidas expresan su preocupación por la magnitud y el impacto que puede sufrir la economía de Estados Unidos a partir de Enero de 2013.

Los temores sobre el abismo fiscal se solapan con cualquier optimismo generado por la reelección de Barack Obama a la presidencia del país. Los mercados muestran gran inquietud acerca de la capacidad del gobierno para hacer frente a los graves problemas fiscales que se les avecinan, debido principalmente a la división y desencuentro entre los partidos en el Congreso (con los demócratas del Senado y los republicanos en la cámara de representantes).

Ante las caídas de los mercados durante el mes de Noviembre, Obama telefoneó a los líderes de ambas cámaras y partidos con el fin de encontrar soluciones bipartidistas para reducir el déficit de una manera equilibrada. Además señaló que había que dejar de lado los posibles intereses partidistas.

¿Qué es el abismo fiscal (fiscal cliff)?

El problema se refiere al fin de los incentivos fiscales implementados, hace casi 10 años, por la administración Bush que había aprobado una serie de exenciones y recortes de impuestos para reactivar la economía estadounidense. A partir de ahí, los déficits públicos se fueron sucediendo hasta que en el año 2011 la situación era insostenible y se tuvo que aprobar “in extremis” en el Congreso un aumento en el techo de gasto. Esta negociación trajo consigo un acuerdo en el que a partir de Enero de 2013 el gobierno de EEUU de forma automática se reduciría de forma considerable el gasto público.

Las subidas impositivas se pueden ver reflejadas en el IRPF donde el tipo máximo pasará al 39,2% mientras que actualmente se sitúa en el 35%. También se producirá un incremento de las aportaciones a la Seguridad Social de 2 puntos porcentuales hasta el 6,2%. Además, a partir del día 1 de Enero de 2013 se producirá un incremento notable del impuesto sobre los dividendos del 15% al 43,4%.

Consecuencias del abismos fiscal (fiscal cliff)

El impacto que esto tendría sobre la sociedad americana es importante ya que millones de familias verán como tendrán que pagar en torno a 2000 dólares más cada año en concepto de impuestos (familias con rentas comprendidas entre 40.000 y 60.000 euros).

De no lograrse acuerdo entre ambas partes, los efectos del abismo fiscal supondrán entre recortes y subidas fiscales en torno a los 607 mil millones de dólares, que tendrán enormes implicaciones tanto para el crecimiento como para el déficit presupuestario. En caso de no lograrse el acuerdo, las estimaciones no son nada buenas para el 2013 ya que se prevé que el PIB de EEUU caiga un 0,5% y que el desempleo aumente hasta el 9,1% (actualmente se sitúa en el 7,7%).

Además cabe señalar que debido al gran tamaño de la economía de Estados Unidos, la repercusión del abismo fiscal o fiscal Cliff tendrá consecuencias en el resto del mundo.

Aquí os dejo una infografía sobre el abismo fiscal

abismo fiscal o fiscal cliff

Infografía: Saxomarkets.com