Cómo evitar recargos en tus facturas

894

Nuestros hogares están llenos de facturas con sus respectivos cargos por mora esperando a que se nos pase por alto pagarlas y tomar así nuestro dinero. Si somos despistados o tenemos algún tipo de problema, a final de año, podremos estar pagando cientos de euros en recargos por culpa de los pagos atrasados. Por eso es muy importante conocer cómo evitar este tipo de penalizaciones. A continuación te damos algunos consejos para evitar este tipo de problemas.

Recibir notificaciones

Muchas empresas, públicas o privadas ofrecen un servicio gratuito de alertas en el cual se avisa al usuario de que debe pagar alguna factura o servicio antes de que se produzca el recargo. Podemos aprovechar esta posibilidad y activar este tipo de opciones si tendemos a ser olvidadizos al realizar nuestros pagos. Generalmente este tipo de servicios permiten elegir el medio por el cual se envía la notificación (mensaje de texto, correo electrónico o por teléfono) por lo tanto tendremos que elegir el que mejor funcione en nuestro caso.

Si no se oferta este servicio gratuitamente o simplemente no disponen de él, la mejor opción pasa por configurar nosotros mismos las alertas. Podemos programarlas en nuestro teléfono móvil o en el ordenador.

Establecer pagos automáticos

Una buena manera de evitar los recargos en nuestras facturas mensuales o regulares es optar por el pago automático o domiciliación bancaria. De esta forma las facturas se pagan directamente a través de nuestra cuenta corriente el día de su vencimiento, evitando pagar tarde por el motivo que sea, y, eliminando así, la posibilidad de recargos por atraso en el pago.

Mantén las facturas visibles

En numerosas ocasiones las cosas que no tenemos a la vista no existen para nosotros ya que se nos olvidan. Si tenemos que realizar un pago de una factura, lo mejor será colocarla en un lugar que siempre la veamos. De esta manera estableceremos un recordatorio visual cada día.

Presta atención a las normas de pago

No seguir las normas de pago puede hacernos caer en mora. Cada vez que paguemos una factura tenemos que asegurarnos de entender cómo se debe liquidar. Compruebe el contrato para conocer el medio de pago que se exige y el resto de condiciones vinculadas al pago.

Períodos de gracia en las facturas

A veces cuando contratamos algún servicio o compramos algo, en las normas de pago se contempla un período de gracia para efectuar el pago. Es decir, una vez vencido el período de pago, nos dan un “tiempo extra” para pagar sin efectuarnos un recargo por mora. Conocer si disponemos de esta opción es importante, sobre todo si estamos pasando por una mala época y no podemos hacer frente inmediatamente al pago.