El FMI recomienda más crédito y menos dividendos

854

La tasa de desempleo española es de la más alta de Europa y de Occidente y según todas las previsiones, ésta tardará en bajar. A pesar de que este año se espere un ligero crecimiento económico positivo para el conjunto del Estado, al mercado laboral le costará arrancar y el porcentaje de personas en paro seguirá estando en cotas alarmantes. Según el fondo monetario internacional (FMI) no bajaremos del 23% de paro en los próximos cinco años.

Las previsiones de este organismo apuntan a que este año la economía española va a tener un crecimiento del 0,6%, lo que supone una décima menos de lo previsto por el gobierno. Este pequeño crecimiento permitirá que la tasa de paro baje cuatro décimas, hasta el 26%. No será hasta 2017 cuando la tasa de parados baje del 25% (24,9%) según los cálculos y estimaciones del organismo presidido por Christine Lagarde. Ese mismo año se espera un crecimiento del PIB del 1,1%. Para el siguiente año, 2018, el paro bajará hasta el 24,1% y en 2019 llegará hasta el 23,1%, donde el FMI espera un crecimiento para España del 1,3%.

El fondo monetario internacional ha estimado que el año 2013 cerró un con déficit del estado del 6,7% del PIB, es decir, cerraría por encima del objetivo fijado por Bruselas. El organismo no espera que este indicador baje del 3% hasta el año 2018.

En este sentido, estima que la deuda española romperá la barrera del 100% del PIB este mismo año y que alcanzará su máximo en torno al año 2017, con un 107% del PIB.

Las mejoras no hacen que el crédito fluya

En el informe presentado por el FMI también se ha hecho hincapié en la mejora que ha experimentado la banca, y que el Estado ha completado todas las reformas financieras fijadas por Bruselas. Por otro lado, esta mejora, no ha conseguido que el crédito vuelva a fluir a la economía.

El Fondo Monetario también ha pedido que se ponga una cota superior a los salarios de los directivos. Éstos deberían limitarse al 25% del beneficio el dividendo en efectivo.