El FMI y el Banco de España corrigen sus previsiones de crecimiento

861

El Fondo Monetario Internacional ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento para la Eurozona, que en 2012 han caído un 0,4% en su conjunto, y para este 2013 caerá en 2 décimas, alargando así su recesión.

Si nos fijamos en las estimaciones que hace el organismo para la economía española, vemos como han rebajado sus previsiones en una décima para el año 2013 y en dos décimas para el año 2014. Así pues, con los datos que maneja el FMI se prevé que durante el presente año la economía española se va a contraer un 1,5% mientras que para el 2014 dicha caída será de un 0,8%.

Estos datos se deben a que el Fondo Monetario Internacional ha observado que la actividad en la periferia de la Eurozona ha sido más débil de lo que se había previsto, además a esto habría que añadirle el posible contagio a los países que conforman el núcleo de la zona euro.

Las recomendaciones hechas por el FMI para mejorar dicha situación van encaminadas a que los países de la periferia deben seguir con sus esfuerzos de ajuste, a su vez recalca que éstos deberán ser sostenidos, y contar con el respaldo de los países más fuertes dentro de la Eurozona.

El Banco de España se muestra demasiado optimista

El Banco de España también ha presentado sus previsiones de crecimiento. Éstas parecen ser más optimistas que las del FMI ya que estiman que la caída de la actividad este año sea de un 0,5%.

Hay que resaltar la gran diferencia entre unas previsiones y otras, mientras el FMI estima una caída del 1,5% el Banco de España espera una caída del 0,5% para este año. Un punto de diferencia es una distancia muy importante, pero parece que como siempre, las previsiones hechas por el Banco de España son demasiado optimistas, solo hay que echar la vista atrás y darse cuenta que las veces que han “acertado” se cuentan con los dedos de una mano.

Esto tiene implicaciones importantes para los ciudadanos porque si el gobierno español trabaja con estas expectativas de crecimiento, y éstas se van viendo que son equivocadas, para cumplir con el objetivo de déficit tendrán que seguir haciendo recortes si quieren cuadrar los números.