Fondos de inversión libre y fondos de fondos de inversión

959

Los continuos cambios en la normativa, han aumentado la oferta de fondos que podemos adquirir los inversores en España. Entre estos nuevos tipos de fondos de inversión, podemos señalar, los fondos de inversión libre (FIL) y los fondos de fondos inversión libre (FFIL), parece un juego de palabras pero se trata de productos completamente diferentes y pensados para públicos también diferentes. Para gestionar estos productos se utilizan estrategias y técnicas novedosas para muchos inversores y que proporcionan características y riesgos desconocidos para gran parte de estos inversores.

Los FFIL nacen como un producto adecuado para el inversor particular, mientras que los FIL están pensados para inversores expertos y que tengan unos conocimientos muy altos de lo que ocurre en el mercado.

Fondos de inversion libre (FIL)

Estos fondos también se conocen como fondos de inversión alternativa o “hedge funds” (este término anglosajón seguramente será el que más le suene a la mayoría de la gente).

Estos tipos de productos financieros no se encuentran con las limitaciones de inversión que suelen tener la mayor parte de los fondos. Con éstos tendremos la posibilidad de invertir en cualquier tipo de activo, podemos seleccionar y poner en marcha la estrategia de inversión que mejor se adapte a nosotros y a lo que esté sucediendo en el mercado y, además, podremos adoptar un mayor apalancamiento en comparación al resto de los fondos de inversión. También es importante remarcar que son poco líquidos, y en ocasiones, llevan aparejados un tiempo de permanencia mínimo a sus partícipes.

Podemos decir que no es un producto para todos los perfiles ya que pueden tener una elevada exposición al riesgo . Por este motivo, es un producto para inversores especializados (bancos, aseguradoras, fondos de pensiones…). La inversión mínima que se requiere en este tipo de fondos es de 50.000 euros.

Fondos de fondos de inversión libre (FFIL)

Estos fondos de fondos, son instituciones de inversion colectiva que aprecieron para que los inversores particulares puedan acceder a los productos de inversión alternativa (“hedge funds“):

  • Son fondos de fondos: invertimos en fondos, no en valores.
  • Los fondos en los que se invierte tienen que ser, casi totalmente, “hedge funds
  • El rendimiento que tengan estos fondos de inversión no tiene por qué estar replicado al movimiento de los mercados de valores.
  • Generalizando, los Fondos de fondos de inversión libre suelen tener una menor liquidez que los fondos comunes.

Cosas a tener en cuenta por el inversor particular:

Los FIL son una más de las alternativas de inversión disponibles en el mercado. En general no resulta aconsejable invertir la totalidad de nuestros ahorros en este producto, ya que suelen tener aparejado un alto riesgo, es preferible diversificar para suavizar o evitar este tipo de riesgos.

Son productos con una liquidez limitada y por tanto, es recomendable destinar a esta inversión dinero que no nos vaya a hacer falta durante un período largo de tiempo.

Lo siguiente es muy importante, como en todo fondo de inversión, es importantísimo leer y entender el folleto del fondo antes de invertir. Es el único documento que recoge todas las características relevantes: perfil de riesgo del fondo, criterios de selección de la cartera (fondos en los que se invierte), estrategias de inversion y sus especiales riesgos, régimen de reembolsos, inversión mínima, etc.

Como paso previo a la contratación de un FFIL, el inversor tendrá que estampar su rubrica en un documento dando su consetimiento, por lo tanto cualquier inversor que firme tendrá que asegurarse de que entiende el contenido (sobre todo el apartado en el que se refiere a los riesgos asociados).