Forex: ¿Trading automático o manual?

1011

La tecnología está adentrándose en todos los campos que existen, y por su puesto el trading no iba a ser menos.

Hace años solo disponíamos de una opción para negociar divisas: el comercio de forma manual. Había que peinar el mercado en busca de oportunidades e incluso podíamos perder dinero por la lentitud en la operativa, ya que nuestro operador podría no ejecutar las operaciones de manera eficiente.

Hoy en día, gracias al trading automático, no tenemos por qué estar preocupados de estos aspectos, pero, ¿es una buena idea automatizar toda nuestra operativa en el mercado forex?

El eterno debate

Una gran parte de los pequeños inversores que se adentran en el mercado de divisas se enfrentan a este dilema, operar de manera manual o de manera automática a través de sistemas de trading programados.

Los traders que ya llevan bastantes años operando sabrán y conocerán como era la operativa antes de que la tecnología irrumpiera en el mundo FOREX. Estos traders han sabido evolucionar hacia una manera de operar bastante diferente.

Sin embargo, los más jóvenes desconocen el enfoque más tradicional y es por eso que es más difícil para ellos imaginarse cómo sería la operativa y sacar conclusiones sobre qué sistema es mejor.

Para muchos de los nuevos traders, la operativa manual es mucho más difícil. La mayor desventaja que ven es que siempre tienen que tener los ojos puestos en el mercado durante el tiempo que el mercado, sea cual sea, esté abierto.

Para operar de manera manual debes ser técnicamente muy bueno, tener un amplio conocimiento del mercado y ser astuto a la hora de tomar posiciones. El gran inconveniente es que existen tantas variables que debes controlar que hay muchas posibilidades de que algo pueda salir mal.

Esto no quiere decir que operar con sistemas automáticos de trading sea sencillo y de que todo vaya bien si empleas este enfoque.

Imagínate que un enorme tsunami está punto de golpear a Japón. ¿Te gustaría invertir en el par de divisas USD/JPY en el momento en el que la ola se aproxima? Seguramente no. Pero un bot no va a dejar de tomar posiciones por sí solo.

Para simplificar, podríamos decir que los bots no son más que programas de ordenador que ejecutan operaciones en función de unos parámetros que introduzcamos por sí solos.

Trading automático

Operar de manera automática conlleva numerosas ventajas. Por un lado, es muy sistemático. Puedes configurar todo como desees y luego solo tendrás que esperar a que el sistema comience a tomar posiciones.

Si el programa está bien diseñado, hay poco riesgo de que todo salga mal. Es en el diseño del programa donde radica la complicación.

Existen complicados algoritmos que tratan de evaluar los volúmenes y los precios para buscar patrones de entrada y salida sobre los que el bot tomará posiciones en consecuencia. Otros simplemente siguen tendencias y medias, y otros, buscan patrones a partir de los movimientos pasados en el mercado. Todas estas estrategias pueden funcionar, pero requieren de mucha disciplina.

El trading automático te permitirá estar apartado de tu pantalla ya que el sistema tomará las decisiones por sí solo. Si el programa es bueno tan solo tendrás que ir realizando pequeños ajustes. Otra ventaja es que si operas de esta manera podrás dejar las emociones de lado.

Trading manual

La gran ventaja del trading manual es que un ordenador no puede replicar a tu mente. La capacidad racional que tenemos los humanos es algo muy valioso a la hora de tomar decisiones de inversión.

Por ejemplo, si hay un acontecimiento político que está a punto de suceder, o una recesión económica en el horizonte, o se espera un invierno excepcionalmente frío, etc. podrás plasmar todas estos posibles sucesos en tu operativa, ya que todas ellas pueden afectar a cómo se mueve el mercado.

El principal inconveniente es que los conocimientos que tenemos que tener a la hora de operar de manera manual deben ser mayores. También debemos disponer de un mayor tiempo para vigilar los movimientos del mercado. Y por último, a la hora de operar de manera manual es posible que nos dejemos llevar más por nuestra parte emocional que racional, y esto, puede llevarnos a cometer errores que nos cuesten bastante dinero.

Sistemas híbridos

Lo más normal entre los grandes traders es optar por sistemas híbridos que combinan las bondades de ambos sistemas.

Ninguno de ellos quiere dejar todo en manos de un programa ni quiere gastar todo su tiempo en seguir y rastrear el mercado.

La mayoría tienen sistemas que te permiten “activar y desactivar el piloto automático” en determinados momentos, por ejemplo, cuando estamos durmiendo. En ese momento, el bot empezaría a operar de manera automática.

Los sistemas híbridos te aportan flexibilidad, ya que puedes permitir que el programa opere sin tu intervención y, además, podrías cambiar lo que hace si hay alguna noticia en el horizonte que pueda causar movimientos desfavorables para ti en el mercado.

Además no hay que olvidar que el sistema automático perfecto no existe. Un programa puede funcionarnos bien durante un tiempo pero eso no implica que siempre sea así.