Gestión eficaz del tiempo en el trabajo

912

Cuando se tiene un pequeño negocio, el tiempo es literalmente dinero. Sin un salario determinado, la única forma que usted tiene de hacer dinero es cuando está trabajando, lo cual hace que desgraciadamente muchos propietarios de pequeñas empresas trabajen un gran número de horas extra y al final acaben “quemados” por el trabajo.

No hay duda de que si usted quiere que su pequeña empresa tenga éxito, tiene que poner sus cinco sentidos en el trabajo, pero esto no quiere decir que le tenga que dedicar de 60 a 80 horas semanales. Con una gestión eficaz del tiempo en el trabajo podrá realizar un mayor número de tareas en menor tiempo y ganarle tiempo al tiempo.

Manténgase conectado gracias al teléfono

El teléfono inteligente le permitirá trabajar en cualquier lugar en el que se encuentre. Hay una gran variedad de aplicaciones para aumentar la productividad o ahorrar tiempo, mediante la automatización u organización de sus tareas.

Busque las aplicaciones que cubran tareas como contabilidad, facturación, programación de citas, compartir documentos, etc. Usted puede quedar sorprendido de la cantidad de tiempo que puede ahorrar. Un reciente estudio muestra que las aplicaciones móviles ahorran una media de 5,6 horas a la semana a los propietarios de pequeñas empresas.

No abuse del teléfono

Es posible que usted haya escuchado el consejo popular de gestión del tiempo basado en limitar el número de veces que mira su correo electrónico en el mismo día. Pues bien, esto mismo podría aplicarse a su teléfono móvil.

Los mensajes de texto o llamadas pueden absorber el mismo tiempo (o más) que su correo electrónico. ¿Cuánto tiempo se ahorraría si no descuelga el teléfono cada vez que suena?

Si a usted le resulta complicado evitar descolgar el teléfono o ignorar los mensajes entrantes, pruebe apagando el teléfono y después devuelva las llamadas o mensajes en un tiempo previamente determinado para eso.

Si su teléfono es la pieza fundamental de su negocio, trate de limitar sus interacciones a sólo llamadas, y designe un par de momentos al día para contestar los mensajes.

Haga frente a su lista de tareas pendientes

Las listas de tareas pendientes son una excelente manera de mantenerse enfocado. Puede planificar un cuadro al final del día para que al día siguiente se pueda mover a través de su lista, marcando lo que ha hecho y agregando tareas para el día siguiente. Pero no se rinda si no ha terminado todo, simplemente muévalos para el día siguiente.

NO a la multitarea

Durante mucho tiempo, la multitarea se promociona como una estrategia de alta productividad, sin embargo, se ha demostrado que la mayoría de la gente no puede concentrarse por completo en más de una tarea a la vez. De hecho, el Instituto de Psiquiatría de Londres descubrió que cuando uno se ahoga en tareas como correos electrónicos, llamadas telefónicas, etc, su coeficiente intelectual baja diez puntos.

Al concentrarse en una sola tarea, se asegurará de que la esté terminado correctamente y se ahorrará la molestia y el tiempo de reemprenderla de nuevo más tarde.

Aumentar productividad en el trabajo

¿Cuándo se encuentra más activo? ¿Tiene usted más energía nada más levantarse y después de comer está más aletargado, o tiene que pasar un tiempo antes de que se encuentre a su mayor nivel? Identifique su momento más productivo del día y haga frente a los temas más complicados en el mismo.

Aunque es tentador realizar tareas sencillas cuando se siente más productivo, trate de resistirse. Se sentirá mejor y ahorrará una gran cantidad de tiempo cuando realiza cosas complicadas a mayor rendimiento.

Asegúrese de que su día tiene un final real

Es importante que su día de trabajo tenga un final real: el punto en que usted se desconecta por completo apagando el ordenador, desconectando sus dispositivos móviles y abandonando su lugar de trabajo. Si bien es posible que tenga momentos en los que abandonar su lugar de trabajo no es una opción, pregúntese si lo que le mantiene en el trabajo es una verdadera emergencia, o si se puede mover a la lista de tareas del día siguiente.