El gobierno endurece las condiciones de las prejubilaciones

887

Hoy viernes, el Ejecutivo español ha llevado a cabo la aprobación de medidas para poner coto a las prejubilaciones. Y es que durante todo el período de crisis que estamos viviendo, hemos estado sufriendo una sangría en el número de cotizantes, las cifras son claras, hemos perdido 3,5 millones de cotizantes.

Tenemos menos ingresos y por otro lado los gastos aumentan. El gasto que suponen las pensiones para España, ha llegado al 10% del PIB, aunque de momento se sitúa por debajo de la media de los países de la Eurozona. Ante esto, el gobierno español ha decidido tomar medidas.

Lo que busca el gobierno de Mariano Rajoy es aproximar la edad de jubilación real a la edad de jubilación legal.

Si atendemos a la estadística, vemos que la edad media de jubilación en España se encuentra prácticamente en los 64 años (63,9 años). Este dato pone de manifiesto que los despidos que llevan a cabo en las empresas son a base de prejubilaciones o jubilaciones anticipadas.

Según Fátima Bánez, Ministra de empleo, con las medidas que se llevarán a cabo se ahorrarán en torno a 4.500 millones de euros al año. La batería de medidas que se han aprobado, son las siguientes:

  • Las jubilaciones anticipadas que sean voluntarias sólo podrán realizarse 2 años antes de la edad legal de jubilación.
  • Las que no sean voluntarias podrán llevarse a cabo como máximo 4 años antes de la edad legal de jubilación.
  • Más años de cotización. Se necesitarán 35 años para las voluntarias (33 actualmente) y 33 para las forzosas (frente a los 30 actuales).
  • Una empresa que esté considerando realizar un ERE (expediente de regulación de empleo), no puede superar, en los despidos, el porcentaje de personas en plantilla mayores de 50 años. Si fuera superado dicho porcentaje, la empresa correrá con todos los costes de despedir esta franja de empleados.
  • Las empresas que lleven a cabo un ERE con prejubilaciones, tendrán que abonar al Estado, el coste asociado a dichas prejubilaciones. Esto será así si en los siguientes 4 años, la empresa tiene beneficios.

Además se ha aprobado entre estas medidas un endurecimiento al acceso a la ayuda de 400 euros para personas que tengan más de 55 años. A partir de ahora no se tendrá en cuenta, para otorgar o no dicha ayuda, la renta individual, sino que se tendrá en consideración la renta de la unidad familiar. Esta renta no puede ser mayor al 75% del SMI (Salario mínimo interprofesional) que se haya marcado en dicho año (en el 2013 es de 641,30 €).