El gobierno español no adoptará las recomendaciones de la OCDE

894

Luis de Guindos, ha declarado que el gobierno español no piensa llevar a cabo más políticas de ajuste, como podría ser una futura subida indirecta del IVA y un nuevo abaratamiento del despido. Y es que hace pocos días  la OCDE ha hecho público un informe en el cual se desprendían estas dos recomendaciones para la economía española. En una rueda de prensa junto al secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, el ministro dijo que el Ejecutivo ya ha tenido en cuenta las recomendaciones del club de los países ricos en la reforma laboral y en la subida del IVA.

Por su parte, Gurría dijo que España está adoptando las medidas en la dirección oportuna para poder lograr una reducción del déficit público y salir de la crisis, al tiempo que ha pedido a la UE que implemente sus decisiones “sin retraso” por su incidencia sobre España. “España lo está haciendo de manera ejemplar y dando al mercado buenas señales, para dar confianza y estabilizar el déficit”, declaró el secretario general de la OCDE.

Además se ha pedido a los socios europeos que hagan una declaración conjunta y que no deje lugar a dudas de que si España pide ayuda al fondo de rescate europeo esto será suficiente para que el BCE pueda comprar, en caso de que fuera necesario, deuda española. También se vuelve a insistir en que la decisión sobre llevar a cabo o no el rescate, será única y exclusivamente de España, y no deberían imponerse nuevas condiciones si se decidiera llevarlo a cabo.

A parte de las recomendaciones anteriormente mencionadas, el informe presentado por la OCDE estima que la economía española caerá el próximo año un 1,4%, un dato que dista mucho de las previsiones del gobierno de Mariano Rajoy (solo prevén una caída del 0,5%), y que la tasa de desempleo se incrementará hasta el 26, 9%, superando el umbral de los seis millones de personas sin empleo, actualmente la terrible cifra se sitúa en 5,7 millones de personas. Por último la OCDE prevé que el déficit cerrará este año en el 8,1% y el 6,3% para 2013 , esto datos también están muy alejados de las previsiones del gobierno español, que todavía mantienen que se cerrará el 2012 en el 6,3% y el 2013 con el 4,5%.

De confirmarse los datos estimados por la OCDE así como los de otros organismos internacionales, que van en el mismo sentido, veremos como lo que decía De Guindos de que no se llevarán a cabo nuevas políticas de ajuste, se convertirá en papel mojado.