Gustos y preferencias del consumidor online

1201

El consumidor online se está convirtiendo cada vez más en una parte fundamental de cualquier empresa. Poco a poco, el miedo a realizar compras a través de Internet va disminuyendo, y así, el número de personas que alguna vez ha hecho una compra online aumenta progresivamente.

Pero, ¿qué sabemos realmente sobre su comportamiento? ¿Cuáles son los gustos y preferencias del consumidor? ¿Qué es lo que compra y por qué?

Comportamiento del cliente online

Existen diferencias entre hombres y mujeres: Lo primero que debemos tener en cuenta es que no todos los compradores son iguales, esto es algo que entra dentro de la lógica, pero donde encontramos más disparidad en cuanto al comportamiento es en la variable sexo. No se trata del tipo de artículos que compran por Internet, sino de la forma que tienen de llegar a ellos. Si hacemos una campaña de e-mail marketing, debemos saber que es más probable que obtengamos resultados si nuestro público objetivo son mujeres, ya que responden mucho mejor a estas fuentes de marketing. Los hombres, sin embargo, suelen llegar a los productos mientras navegan por la red.

Muchos compradores se distraen con facilidad: El hecho que prueba que existe distracción viene dado por el número de carritos de la compra que finalmente quedan abandonados. Cualquier cosa, desde una llamada telefónica hasta la entrada de un correo electrónico puede provocar que interrumpamos un proceso de compra. Para solucionar este problema, podemos optar por una campaña de retargeting que haga que, a través de cookies, se muestre publicidad de nuestra web a aquellos usuarios que entraron en ella en algún momento.

Los compradores online utilizan múltiples dispositivos: Se estima que un 90% de los consumidores online emplean diferentes dispositivos (smartphone, tablet, ordenador de sobremesa, portátil…) por lo que es necesario desarrollar una estrategia de comercio electrónico multipantalla. Sabiendo que muchos posibles compradores pueden emplear más de un dispositivo antes de decidirse a realizar la compra, debe adaptar su tienda a cada uno de ellos.

Muchos compradores online buscan las mejores ofertas: Al igual que pasa al realizar una compra de manera tradicional, los compradores por Internet buscan el mejor precio, la mejor oferta, y es probable que realicen una compra en otro sitio web diferente al suyo si no consideran justo el precio que usted solicita. En una encuesta reciente se observa que el 79% de los compradores han realizado su transacción en el sitio web que mejor precio les ofrecía. Lo que podemos tratar de hacer, si no podemos rebajar el precio, es ofrecer envíos gratuitos u ofrecer algún tipo de bono para futuras compras.

El “showrooming” es un factor a considerar: Se trata de la práctica de visitar una tienda física, ver un producto y luego tratar de comprarlo por Internet a mejor precio. Es un factor que debemos considerar, aunque es una práctica sobre todo que se emplea en empresas que tienen tanto tienda física como online. Observar la competencia y tratar de ofrecer un mejor precio a los artículos que creamos objeto de los “showroomers” puede reportarnos beneficios.