Qué es el High-Frecuency Trading (trading de alta frecuencia)

1019

El trading de alta frecuencia o High-Frecuency Trading (HFT) es una forma de comerciar en los mercados a través de la implementación de algoritmos y que permite lanzar miles de operaciones en un período muy corto de tiempo, estamos hablando de milésimas de segundo o menos. Esto se ha desarrollado para tratar de sacar ventaja de los pequeños desajustes que puedan sufrir los precios de los valores negociados y sigue la máxima de que “el primero que llega gana”.

Si bien esta combinación de la tecnología (mejoras de hardware y conexiones) con el conocimiento (creación e implementación de algoritmos) se lleva realizando desde hace años para sacar ventaja en los mercados, en los últimos años se está expandiendo de manera increíble. Tanto el trading algorítmico como el HFT suponen el 60% de volumen en stocks de los EEUU y un 50% de los futuros. En Europa estos datos son más bajo pero está creciendo de manera importante.

A continuación os dejamos un documental que emitieron en la 2 hace unos meses y que habla de forma amena sobre cómo esta manera de operar ha revolucionado los mercados y la manera en la que en ellos se opera. (la calidad quizás no sea la mejor pero no he encontrado otra). También habla sobre los posibles peligros que tienen estos métodos.

Para ver una comparación de como esto ha cambiado las reglas podemos ofrecer algunos datos curiosos:

  • La velocidad promedio para small orders en la bolsa de Nueva York en 2005 era de 10,1 segundos mientras que en 2009 (no dispongo de datos más actualizados pero es obvio que esto se ha acentuado mucho más) ya había bajado hasta los 0,7.
  • El volumen diario que se movió fue, en 2005, de 2,1 mil millones frente a los 5,9 mil millones en 2009 (enero a octubre).
  • El número de transacciones diarias en promedio pasó de 2,9 millones en 2005 a 22,1 millones en 2009 (enero-octubre).
  • El tamaño promedio de las transacciones fue de 724 en 2005 y en 2009 fue de 268 acciones por transacción. Son menos por operación pero hay muchas más transacciones.
  • Algunas estimaciones hablan de que estos sistemas tienen obtienen unos beneficios que oscilan entre los 3 mil millones y 21mil millones.

Como consecuencia de todo esto y de la lucha por querer sacar una mayor ventaja que el rival, llevando los sistemas al límite el 6 de mayo de 2010 se produjo lo que se denominó como Flash Crash donde en un corto período de tiempo (minutos) el Dow Jones Industrial se derrumbó desde los 10.600 puntos hasta los 9.870 aproximadamente.

high frecuency trading flash crash

 

Esta caída afectó tanto a acciones como a futuros y aunque el mercado se recuperó casi tan rápido como cayó, muchas personas en el sector financiero se empezaron a cuestionar estos sistemas y a pedir que este tipo de negociación ultrarrápida se regulase.

En los últimos años se ha discutido mucho acerca de los riesgos potenciales que van asociados a este tipo de operaciones de alta frecuencia y al uso de los algoritmos a la hora de la toma de decisiones. Los detractores de estos sistemas argumentan que suponen un riesgo para la estabilidad y la integridad de los mercados financieros y quieren que se tomen medidas al respecto, como la creación de un sistema de mercado en dos niveles para evitar este tipo de problemas.

Por otro lado, las personas que son partidarias de este tipo de sistemas de alta frecuencia argumentan que mejoran la eficiencia del mercado a través de la reducción de costes para el inversor, ofrecen un mayor control de la volatilidad y mejoran la liquidez de los mercados.  Todo apunta a que tendrán que ponerse de acuerdo si no quieren vivir más días como el 6 de mayo de 2010.

En este mundo se llega a tales niveles que ser más rápido que el de al lado (seguimos hablando de milésimas) es oro. Por ejemplo se han habilitado salas cercanas a los ordenadores centrales, donde se casan y ejecutan las órdenes, en las cuales los grandes fondos pagan una especie de alquiler (a un precio prohibitivo) para situar sus ordenadores con el fin de reducir los tiempos de respuesta a la hora de ejecutar sus órdenes. Seguramente estos sean los metros cuadrados mejor pagados del mundo. Aquí os dejamos una imagen que refleja el impacto de las máquinas en el mercado.

high frecuency trading