Ideas para vender más en menos tiempo

1126

Muchas pequeñas empresas pierden demasiado tiempo vendiendo sus productos a las personas equivocadas. Como resultado de esto, la empresa pierde potencial de crecimiento a la vez que experimenta resultados más pobres de lo normal en su volumen de ventas.

Para aquellos que se pregunten cómo mejorar las ventas, se presentan tres ideas para vender más en menos tiempo y así poder incrementar el rendimiento de sus ventas:

Céntrese en los clientes potenciales adecuados

La gente compra cuando tiene una necesidad y puede pagar por esa necesidad. Tiene que centrarse en la gestión del cliente y preguntarse:

  • ¿Cuál es la necesidad que su empresa debe resolver?
  • ¿Cuánto le costará a su empresa no poder resolver esa necesidad?
  • ¿Hay alguien en su empresa que pueda resolver la necesidad?

Debe contestar a estas preguntas antes de aventurarse con clientes que finalmente quedarán olvidados al no poderles ofrecer ningún tipo de solución.

Esté presente cuando los clientes potenciales deseen comprar

Las empresas deben hacerse visibles en el momento en que los clientes estén listos para comprar. Para ello es fundamental una primera toma de contacto con el cliente que puede venir dada en forma de ofrecer conocimientos valiosos por ejemplo en un blog de empresa que incremente su valor como marca.

Por ejemplo, un propietario de una clínica dental puede publicar información acerca del correcto empleo del cepillo de dientes o hacer una comparación de todos los existentes en el mercado. Recuerde que esto no es la comercialización de sus productos, sino una oferta amistosa de ayuda para tener al cliente bien informado.

Estrategia de respuesta rápida

Cualquier empresa puede reducir su tiempo de venta en un 90% y mejorar su rendimiento de ventas si se centra en aquellos clientes que están dispuestos a comprar.

Es habitual que un cliente de una respuesta afirmativa a la empresa en un momento dado y después nunca llegue a cerrar el acuerdo. Por ello es necesario contactar con ella las veces que sean necesarias para que vuelva a su embudo de ventas.

Conozca su máximo y su mínimo

Identifique qué es lo que necesita un cliente para comprar hoy mismo un artículo suyo. En cada llamada de ventas, sepa de antemano lo máximo que espera de su llamada (un precio final, un visto bueno…) respecto del mínimo nivel de compromiso que usted necesita obtener del cliente para saber que finalmente podrá cerrar su venta.

Comience siempre con un proyecto de acercamiento

Nunca deje que la propuesta final sea la primera que vean. Prepare primero un proyecto de propuesta y acérquese al cliente poco a poco. Es en este momento donde podrá empezar a tratar y dar respuesta a las objeciones.

Mire hacia atrás

Vuelva la vista atrás y divise todo cliente catalogado como potencial. Tenga la certeza de estar operando con hechos y no con sentimientos de lo que usted cree que funcionará. Trate con las personas adecuadas en el momento adecuado.