Impacto de la prima de riesgo sobre las economías familiares

912

Llevamos mucho tiempo escuchando hablar de este término, sale en todos lados, hasta parece que nos persigue. Pero, ¿cómo afecta a las economías familiares?

Que la prima de riesgo española esté muy alta puede ser un obstáculo para acceder a los créditos. Además de concederse pocos, si estos se conceden, serían mucho más caros. Esto implica también una subida del paro en España por ejemplo, ya que, al ser más difícil acceder al crédito, las empresas encuentran dificultades para poder financiarse por las vías tradicionales, las empresas tendrían que pagar más y en peores condiciones el avance de las cantidades necesarias para llevar a cabo su negocio.

El valor de la prima es el precio que paga un país por financiarse en los mercados en comparación con otro país que se toma como referencia, en Europa el país que se toma como referencia es Alemania. Cuanto más alto es el riesgo de un país éste deberá pagar más a los inversores para que compren su deuda. Por eso la prima de riesgo mide la confianza de los inversores en la solidez de la economía de un país.

Se elige a Alemania como país de referencia porque ofrece la mayor seguridad y es el que tiene una solvencia superior en estos momentos, esta solvencia la dictan las agencias de rating y, por tanto, va a servir de referencia a los demás países de Europa.

Si el bono alemán a 10 años paga hoy un interés cercano al 1,43%, y el español se sitúa en un 5,66%. El diferencial entre los 2 es de, 4,23%, a esta diferencia la multiplicamos por 100 y tenemos los famosos puntos básicos que salen en la prensa, hablaríamos de un diferencial de 423 puntos básicos (que es la prima a día de hoy). A mayor diferencial, será mucho más difícil colocar la deuda pública en los mercados, porque tendremos que pagar más para obtener financiación. Además al aumentar el diferencial, los inversores estarían aumentando la desconfianza en nuestro país, con lo que eso conlleva y que ya hicimos referencia antes.

evolucion-prima-riesgo-española-2012

Consecuencias sobre la economía de la prima de riesgo española

Como ya dijimos, una gran diferencia no da credibilidad a la economía de un país. Esta franja de riesgo se suele situar entre los 300-400 puntos básicos. Los inversores se alejaran de las economías que no ofrezcan un grado de solvencia mínimo.

  1. Esto provocará también consecuencias visibles en las bolsas de valores de los países. Los pequeños inversores que tengan sus ahorros en la Bolsa española verán grandes caídas y fluctuaciones atípicas de los valores debido a la desconfianza.
  2. El Estado va a tener mayores dificultades para financiarse. Este sobreprecio lo tendrá que pagar en los mercados: a mayor nivel, más tendrá que pagar un país para financiarse. Esto ocurre así ya que cuando un país vaya a vender su deuda va a tener que pagar más que la alemana, en su caso, con un nivel a día de hoy de 5,66%, habrá una diferencia de 423 puntos básicos con respecto a la prima de riesgo alemana.
  3. El Tesoro deberá ofrecer más por sus bonos para que los adquieran los inversores. Hay estudios realizados por la Unión Europea que muestran que si un país tiene una prima de riesgo rondando los 400 puntos básicos y no se toman medidas, se estima que el impacto del sobrecoste por financiarse provoque un descenso del Producto Interior Bruto que rondaría un 0,8% cada año.

Si los Estados sufren esto, lo mismo ocurrirá con las entidades privadas. Los bancos o entidades bancarias españoles pagarán más si la prima de riesgo española es alta, ya que irán al mercado interbancario en peores condiciones para llevar a cabo sus operaciones de financiación.

Esto provocará inmediatamente:

  • Préstamos mucho más caros. Esto implica un estrangulamiento de la liquidez para las familias y empresas, dispondrán de menos dinero para dinamizar la economía.
  • Los bancos elevarían de manera proporcional los tipos de interés que aplican a sus productos (créditos, hipotecas, etc.). Esto produciría una caída del ahorro y por lo tanto de la inversión.
  • Podría ir acompañado de un aumento en las comisiones y gastos de emisión y mantenimiento.

El síntoma directo o el más inmediato de una elevada prima de riesgo se observa a través de los bancos. Cuanto más les cueste financiarse, menor va a ser el margen de rentabilidad que tienen, y por lo tanto cobrarán más a sus clientes. Es decir, ellos no pierden o pierden menos que los usuarios, ya que, si ellos tienen dificultades, esas dificultades las trasladan al usuario final aumentándole los intereses, comisiones, etc.

Estos aumentos, provocarán una restricción del crédito y peores condiciones a los usuarios. Con todo esto, tendremos que las pequeñas y medianas empresas no dispondrán de crédito, y si acceden a él, será mucho más caro y se verían obligadas a reestructurar sus negocios o a despedir trabajadores, con lo que obtendríamos un aumento del paro.

Por otra banda vamos a tener un estancamiento o desaceleración en el consumo. Primero se reducirían las compras de artículos de consumo y bienes inmobiliarios, porque las formalizaciones de los préstamos hipotecarios y para el consumo serían mucho más caras. Esto también traerá consigo paro.