Indicadores que afectan al presupuesto familiar: El IPC

1282

Cada cierto tiempo los medios de comunicación hacen referencia a la subida o bajada del IPC (Índice de Precios del Consumo, anteriormente recibía el nombre de Índice del coste de la vida) como una circunstancia que atañe al consumo, y por ello, al ciudadano y que trasciende, por lo tanto, a la teoría económica. Realmente esto es así, aunque muchas veces aparece como un concepto complicado de descifrar y que afecta directamente a la forma en que administramos nuestro presupuesto familiar.

¿Qué es y cómo afecta el IPC a nuestro presupuesto familiar?

El IPC es un indicador o variable estadística que mide la evolución del conjunto de precios de los bienes y servicios que constituyen el consumo familiar. El IPC se refiere a alimentación, transporte, educación, prendas de vestir, etc., no a los productos industriales como herramientas o maquinaria, para esto encontramos otro tipo de índices.

Por ejemplo, si el Índice es hoy un 2,9% mayor que hace un año, este aumento nos dice que para comprar hoy los mismos productos de consumo que hace un año tenemos que gastar un 2,9% más. Por eso, para que no salgamos perjudicados por una subida del IPC deberíamos  ganar un 2,9% más que hace un año. De ahí la importancia  de este Índice en los convenios salariales, en las rentas de las viviendas, en la política de pensiones, y también, sobre aquellos negocios en los que sea importante el mantenimiento del nivel de vida.

¿Cómo se estructura el IPC?

En España el Índice se obtiene a través del índice de los precios de 12 grupos de bienes de consumo: productos de alimentación, artículos de vestir, el alquiler de viviendas, menaje doméstico, medicinas, transporte, educación, etc. Para  elaborar cada uno de los Índices, éste, se elabora a tres niveles: provincial, autonómico y nacional, de manera que es posible conocer no sólo cuánto ha variado el precio del conjunto de los bienes de consumo en España, sino que podemos comparar también comunidades y provincias.

Los países de la Unión Europea (UE) calculan su IPC siguiendo las normas del Banco Central Europeo (BCE), y se denomina Índice de Precios al Consumidor Armonizado, que en España se viene realizando desde al año 1997. El IPC armonizado es un importante indicador de cada país que permite comparar el IPC de un país con otros.

Es el Instituto Nacional de Estadística a través de encuestas telefónicas hace un estudio sobre presupuestos familiares, y ahí se determina qué productos consumen las familias y qué peso tiene cada producto dentro del gasto total familiar. Con esto se conoce a que destinan las familias españolas su renta, su distribución del consumo. A través de estos resultados, el de las encuestas, se conforma la cesta de la compra representativa del consumo familiar, que, en la actualidad, por cuanto se refiere a nuestro país, comprende 491 artículos, clasificados en: 12 grupos, 37 subgrupos, 79 clases, 126 subclases; 57 rúbricas y 28 grupos especiales. Una vez hecha, se anotan los precios que esos artículos tienen en unos puntos de compra determinados (comercios, farmacias, colegios, etc.) de cada provincia. Al período en que se realiza esta primera observación se llama período base. Después, cada mes, se vuelven a tomar los precios de los mismos artículos en los mismos establecimientos, recogiendo cuánto han variado con respecto al período base; y es esta variación la que recoge el Índice.

En algunos casos sucede que artículos observados mensualmente dejan de ponerse a la venta porque el consumidor prefiere otros nuevos; también sucede que algunos establecimientos en los que se recogían los datos pierden importancia y la ganan otras tiendas. En la primera situación, se sustituye el artículo que deja de consumirse por el que le sustituye en el consumo, y para que el cambio no afecte al Índice, no se compara el precio del nuevo artículo con el del antiguo sino con el que tenía el artículo nuevo en los meses anteriores a su introducción en la cesta de la compra. En el segundo caso, se busca un establecimiento con características parecidas a la tienda en la cual se efectuaban las mediciones anteriormente y se le da una ponderación semejante.

Hay muchas maneras en las que se suele representar el Índice al consumidor. El más fácil es el que otorga valor 100 al Índice en el período base y valora luego sobre 100 el de los meses sucesivos. De esta manera, el valor 105, por ejemplo, para una fecha determinada significa que los precios han aumentado en un 5% entre el período base y esa fecha. Otra manera de presentar el Índice reside en ofrecer para cada mes la variación que haya experimentado con respecto al mes precedente. Otro método, el más usado, es el que muestra la variación producida con el mismo mes del año anterior. La principal utilidad de este método es que se puede observar la tasa de inflación de precios por períodos anuales.

variacion anual ipc para el periodo 2007-2012

Los productos que conforman el Índice siempre son productos que se consumen habitualmente en una familia y por tanto afectan a nuestro presupuesto familiar. Por ello, la importancia de cada uno dentro de la cesta de consumo sigue el sentido común: la ponderación, o lo que es lo mismo, el porcentaje de gasto que supone determinado producto en el presupuesto doméstico se calcula por la importancia de ese producto respecto al gasto total. Todas estas compras y productos no responden solamente a un criterio de necesidad, si no de gasto.

ponderaciones ipc 2012 y grupos coicop

Puede llamar la atención la falta del gasto que una familia hace en la compra, principalmente a través de una hipoteca, de la vivienda. Pero que no aparezca este gasto tienen una explicación: la compra de la vivienda es considerada como una inversión, y no como un gasto. Sin embargo, sí que aparece el gasto que se hace por el alquiler de una vivienda, y esta imputación que se hace común para todas las familias y por eso aparece en la cesta de la compra mensual, aunque su ponderación no es demasiado alta ya que lo más común es tener casa en propiedad