El interés de los bancos por los sistemas de amortización

1226

Cada vez que acudimos a pedir una hipoteca a nuestro banco, lo que tenemos más en cuenta es lo que nos toca pagar cada mes, es decir la mensualidad. Para calcular la mensualidad, tendremos que fijarnos en el tipo de interés, el período de tiempo, comisiones, etc.

Algo de lo que generalmente no se habla o negocia con la entidad es el sistema de amortización que se utilizará. Dentro de los métodos de amortización más comunes podemos encontrarnos: el sistema americano, el sistema de cuotas de amortización constantes y el sistema francés. A continuación veremos sus características de forma sencilla.

Características de los sistemas de amortización

Diremos que el sistema americano se caracteriza por pagar cada mes sólo los intereses y en el último período tendremos que pagar lo que nos han prestado más los intereses correspondientes (vamos, un hachazo). Como el desembolso del último período es tan alto surgieron los denominados sinking funds, que consiste en que cada mes ingresas en “esa cuenta” del banco una determinada cantidad para poder hacer frente al desembolso final.

El sistema de cuotas de amortización constantes, consiste en eso, ir amortizando siempre la misma cantidad del capital prestado. Se calcula dividiendo el capital por el número de períodos. Con este sistema, la cuota mensual que tendremos que pagar será decreciente.

El sistema de amortización francés, es el más extendido, diría que es prácticamente el único que se utiliza por la mayoría de entidades. Éste consiste en que cada mes pagas la misma mensualidad.

¿Qué interés tienen los bancos en utilizar uno u otro sistema?

Lo primero que tenemos que tener claro, es que los bancos son empresas, y como cualquier empresa quiere maximizar sus beneficios. Hasta ahora al menos eso era lo que buscaban, la ética en sus prácticas se la guardaban, o eso es lo que parece.

Al decir esto, creo que ya queda claro por qué usan básicamente el sistema francés, lo usan porque al final, el cliente acaba pagando más que con el sistema de cuotas de amortización constantes. Con el sistema americano acabaríamos pagando muchísimo más pero este sistema lo descarto por que se ha demostrado que no es muy eficaz y puede llevar consigo ciertos riesgos.

En la publicidad de los bancos ni se especifica a veces que sistema se sigue, se da por entendido que es el francés y cuando preguntas por qué se usa éste y no otro, te responden que es porque “es el habitual” o “se hace así desde siempre”….o cualquier cosa de ese estilo. Además, generalmente, el cliente desconoce la existencia de otros sistemas de amortización, con lo cual es imposible negociar con el banco cuál es el que queremos.

Aquí dejo un gráfico en el que se muestra lo que acabaríamos pagando por un sistema y por el otro al banco, suponiendo que pedimos 120.000 euros que pagaremos cada mes durante 20 años con un interés anual efectivo del 5% (las cifras son sólo para el ejemplo). La diferencia entre un sistema y otro es de 9.393 euros:

comparativa sistema amortizacion frances y sistema de cuotas de amortizacion constantes