Lean Startup: Cómo encontrar la campaña de marketing idónea

919

Cuando una empresa acaba de nacer la campaña de marketing que tiene que realizar para darse a conocer suele ser cara y en muchas ocasiones la estrategia elegida no funciona como preveíamos. Entonces, ¿cómo podemos promover nuestros productos y servicios sin tener que gastar demasiado tiempo y dinero en confeccionar amplios planes de marketing?

Hace unos años apareció un concepto nuevo denominado Lean Startup cuyo pionero fue el empresario Eric Ries. Lo que está detrás de este término es que se da prioridad a la experimentación frente a la planificación, ofreciendo un marco de referencia útil para el desarrollo de una estrategia de marketing más eficiente.

Podemos aplicar este concepto a nuestra pyme de tres maneras diferentes:

Fragmenta las campañas de marketing

En lugar de invertir meses en la planificación e investigación de nuestro plan de marketing, el concepto lean startup anima a las empresas a desarrollar supuestos no probados anteriormente y aplicarlos rápidamente sobre el mercado. Es decir, en vez de desarrollar un plan altamente costoso (en tiempo y dinero) que tendría 1 o 2 iniciativas, lo que nos plantea este modelo es fragmentar el presupuesto en partes más pequeñas y probar varias ideas.

Por ejemplo, en vez de lanzar una campaña en las redes sociales que dure 6 meses, lo que haremos será probar con varias campañas de 2 semanas utilizando diferentes tipos de anuncios e incorporando diferentes imágenes. Después de este período tendríamos que llevar a cabo un análisis para ver cuáles fueron los que mejor resultado han obtenido. Si los experimentos fracasan, cosa que suele ocurrir, lo que tendríamos que hacer es buscar otros canales.

Experimentar con diferentes ideas y opciones nos dará una mejor idea de cómo nuestros potenciales clientes responden a nuestras campañas de marketing. Con esto podremos enfocar mejor nuestra energía y nuestro presupuesto hacia las mejores opciones.

Aprovecha la retroalimentación de tus clientes

La comunicación en marketing generalmente solo va en una dirección, pero esto no tiene por qué ser así. Al igual que el modelo lean startup anima a las empresas a escuchar el feedback de los clientes con el fin de modificar las suposiciones iniciales, las empresas pueden encontrar una manera fácil de aprovechar la interacción de los clientes para poner a prueba las ideas de que subyacen detrás de su plan de marketing.

Si volvemos al ejemplo de las redes sociales, podremos preguntar a nuestros clientes qué fue lo que les llevo a hacer clic en nuestros anuncios y qué fue lo que les llevo a realizar una compra. Incluso podremos crear incentivos para tratar de que la gente responda. Por ejemplo, podemos llevar a cabo una encuesta dirigida a nuestros clientes en la cual sortearemos una tarjeta regalo entre todos los que participen.

Estar preparado para los cambios

Una vez que hayamos reunido toda esa información podremos pasar a la siguiente etapa. Ésta requiere de agilidad ya que con los datos obtenidos nos tocará mejorar el producto o servicio en función a las respuestas de nuestros clientes.

Además, si por ejemplo los clientes dicen que ciertas imágenes hacen más atractivos nuestros productos y servicios que otras, entonces tendremos que buscar más imágenes de ese estilo y volver a probar nuestras hipótesis. De esta manera se puede ajustar y reorientar nuestra campaña de marketing hacia los mensajes que mejor funcionan.