Los bancos estudian poner nuevas comisiones bancarias

989

Cada día nos cuesta más disponer de una cuenta y mantenerla, tener tarjetas, realizar transferencias, etc. Parece que la banca nunca está contenta ya que incrementó en más de un 22% las comisiones por el mantenimiento de cuentas corrientes y de ahorro, y subió un 18% las comisiones por el uso de tarjetas de débito en 2011, según datos ofrecidos por el Banco de España

Y es que las comisiones bancarias suponen la principal fuente de ingresos de las entidades financieras especialmente en épocas de bajos tipos de interés. La mayoría son pequeñas cantidades que el consumidor ni percibe. Pero al cabo del año esta cantidad puede ser importante, alcanzando unos 300€.

A los bancos no le basta el negocio montado con el BCE (reciben dinero al 1% y lo prestan al 5% o compran deuda soberana) ya que tienen que recurrir a implantar nuevas comisiones bancarias para cubrir todos los activos tóxicos que tienen en sus cuentas.

El primero en dar muestras de estas nuevas comisiones fue Bankinter que cobra a cualquier persona, sean clientes o no, que realicen algún en efectivo en las ventanillas de sus sucursales. Otras comisiones que están de moda y se se están extendiendo, son las de apunte en cuenta, por ejemplo si sacamos dinero en un cajero diferente al que use nuestra entidad.

Desde hace poco el Banco Popular, cobra 0,50 euros e incluso puede llegar a 1 euro por retirar efectivo en una oficina distinta a la que tenemos la cuenta siempre que el reintegro no se produzca a través de cheque o libreta.

De momento ningún banco más aplica este tipo de tarifa pero seguramente no tarden mucho en aplicarlas ya que salen contempladas en sus tarifas. Bankia, la entidad presidida por Rodrigo Rato, precisa que la comisión por reintegro en oficina distinta a la domiciliada podría llegar a la cantidad de 3 euros, asimismo Banca Cívica establece la misma cantidad en concepto de disposición de efectivo en una oficina distinta a la que tengamos nuestra cuenta.

Los dos grandes (Santander y BBVA), han creado una comisión de 1,50 euros por pagos de efectivo mediante cheque o reintegro en una plaza distinta a la que esté domiciliada la cuenta. CaixaBank también la incluye en su folleto de tarifas.

Estas comisiones están englobadas dentro del apartado calificado como servicios de pago, por lo que los bancos tienen vía libre para añadirlas o modificarlas cuando quieran.

Los bancos tienen dentro de lo que denominan “servicios de pago” a las principales comisiones bancarias que aplican. Con este artificio, evitan el control del Banco de España las siguientes comisiones: por transferencias, por descubiertos, por mantenimiento y administración de cuentas, por emisión o renovación de tarjetas, por disposición de efectivo en cajeros, por órdenes de entidades para adeudo de domiciliaciones y por gestión de recibos domiciliados.

Y es que la voracidad de los bancos con las comisiones bancarias no parece tener fin. Aun por encima de tener “libre disposición” de nuestros ahorros, quieren corregir sus errores, motivados por la especulación, cobrándonos por cualquier cosa.