Lotería de Navidad de 2012: Cosas a tener en cuenta

890

El próximo 22 de diciembre se producirá la celebración del sorteo de la lotería de Navidad. Entre todos los sorteos de Lotería Nacional, El Gordo de Navidad es el más famoso y el que cuenta con mayor tradición. La participación en este sorteo es muy elevada y prácticamente cada persona tiene una participación como mínimo.

Es una lotería respaldada por el Estado español y el departamento de Hacienda siempre hace caja con la recaudación del sorteo, que se reparte de la siguiente manera:

  • El 60% se reparte en premios.
  • El 40% restante se va para Hacienda. Y este reparte el porcentaje correspondiente para cada sitio de venta y para hacer frente a los gastos de administración.

También puede que la afortunada sea la propia Administración del estado. Esto pasa porque los décimos no vendidos se devuelven y quedan en su poder. Si alguno de estas participaciones toca, el premio irá a parar al Tesoro. El dinero obtenido por esta circunstancia será un ingreso más, usado como otras partidas.

Aunque el fisco siempre reciba dinero por la lotería, ésta tiene un fin social y trata de repartir el máximo número de premios pequeños entre los jugadores. La esperanza de los apostantes está puesta en los 100.000 números que se ponen a la venta en este sorteo de la lotería de Navidad.

En la lotería de Navidad hay casi un 85% de probabilidades de perder lo que se apuesta, y un 10% más de no ganar nada. Sólo hay un 5,3% de probabilidad de ganar realmente algo. En el “gordo” de Navidad se tiene una expectativa de ganar 20.000 euros por cada euro jugado.

En este sorteo encontramos concretamente, 1.000.000 décimos de 20 € por 180 series, que viene siendo, 180 millones de décimos equivalentes a 3.600 millones de euros.

La cuantía total de premios a repartir ha llegado a duplicarse durante los últimos años. De los 1.165.963.482 € del año 1998 se ha pasado a 2.520.000.000 € en 2012. También se ha visto aumentado la cantidad de números premiados, se pasó de los 13.334 de 2010 a los 15.304 que el sorteo de Navidad entregará el 22 de Diciembre de 2012.

Estructura del reparto de premios de la lotería de Navidad 2012

El reparto de premios para el año 2012 es el siguiente:

  • 4 millones de Euros a la serie al primer premio, el Gordo
  • 1.250.000 Euros a la serie al segundo premio
  • 500.000 Euros a la serie al tercer premio
  • 200.000 Euros a la serie a cada uno de los dos cuartos premios
  • 60.000 Euros a la serie a cada uno de los ochos quintos premios
  • Euros a la serie a cada una de las 1.794 pedreas

A mayores, hay otros tipos de premios que podemos llamarlos premios de aproximación, así como 9.999 reintegros que coincidan con la última cifra del “Gordo” navideño.

Tributación de la lotería de Navidad 2012

La mayor ventaja de esta lotería con respecto a otras es que los premios se pagan de forma inmediata. Es muy importante conocer que éstos están exentos de tributación. Esto sucede también para todos los premios de las loterías y apuestas organizadas por Loterías y Apuestas del Estado y por las Comunidades Autónomas, así como de los sorteos organizados por la Cruz Roja Española y por la Organización Nacional de Ciegos, según la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Pero tendrá que tributarse por los rendimientos obtenidos con ese premio.

Las alternativas que se plantean a los agraciados con un premio de la lotería son numerosas, pero se presentan mejor que otras en relación a la fiscalidad. En la mayoría de ocasiones, los bancos compiten para que el afortunado poseedor del premio deposite la cantidad ganada en su entidad. En este supuesto, el premiado pagará en la declaración del año que viene a Hacienda el 18% de los rendimientos conseguidos. Una buena sugerencia sería ingresarlo el mismo día 22, ya que de esta manera sólo se contabilizarán los nueve días hasta terminar el ejercicio fiscal en los rendimientos producidos. Otra opción común es adquirir un piso como vivienda habitual, sobre todo esta alternativa estaría dirigida a los jóvenes. Si elegimos esta opción, y compramos una vivienda destinada a éste fin, por esta adquisición no tendremos que declarar la plusvalía en el siguiente IRPF, sino en el año fiscal que venda el inmueble, lo que es más provechoso para el declarante.

Si el premio es pequeño, generalmente se destina a tapar “agujeros”, se dedicará, a saldar deudas o realizar gastos previstos, por lo que no irá nada a aumentar el saldo de la cuenta corriente.

Que estos premios no se tengan que tributar, no implica que no se lleve a cabo algún tipo de fraude, ya que es muy normal que en este tipo de sorteos, personas que tengan una gran cantidad de dinero “negro” investiguen donde se encuentran los afortunados para adquirir los billetes agraciados por una cantidad superior al dinero a ingresar obtenido con el premio. Estas situaciones si que son perseguidas por la Agencia Tributaria, ya que se está incurriendo en un delito.

Vídeo del anuncio de la Lotería de Navidad 2012