Marketing de contenidos para pequeñas empresas

942

El marketing de contenidos es una parte del marketing que se basa en la creación y distribución de contenido valioso para atraer, implicar a potenciales clientes y aumentar el ratio de conversión de nuestro negocio. El objetivo es crear un canal con el que se crearán relaciones y con el cual ganar la confianza de los visitantes a nuestro sitio web.

Lo importante es tener una estrategia de contenidos clara con la cual poder obtener unos resultados rápidos y a bajo coste. Los siguientes consejos te ayudarán a mejorar tu marketing de contenidos.

Establecer un objetivo

Al desarrollar nuestra estrategia de marketing de contenidos lo primero que nos tenemos preguntar es ¿por qué? Tener un objetivo en mente es fundamental. Algunos podrían ser:

  • Hacer saber a nuestros clientes que entendemos sus necesidades.
  • Ofrecer soluciones que resuelvan los problemas de los clientes potenciales.
  • Retener a los máximos clientes posibles.
  • Conseguir fieles seguidores que defiendan nuestra marca y expandan nuestra imagen de marca a través de las redes sociales.
  • Ofrecer ayuda sobre el uso y las bondades de nuestros servicios o productos.
  • Incrementar las posibilidades de que los clientes efectúen más de una compra.
  • Solo tendremos que elegir nuestra meta principal y centrarnos en ella (podemos elegir varias).

Crear un blog corporativo

Es algo básico, pero la primera medida que debemos de tomar en el mundo del marketing de contenidos es crear un blog. A la gente le gusta que las empresas se muestren cercanas y ofrezcan contenido fresco e interesante cada día.

Llevar y mantener un blog corporativo es una buena herramienta para decirles a los clientes que seguimos activos y que estamos ahí ofreciéndole contenido que le puede servir de ayuda. Tendremos que actualizarlo constantemente y de manera periódica, además es importante tenerlo optimizado para conseguir un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda.

Posiciónate en las redes sociales

Si ya tenemos un blog, lo siguiente que podremos hacer es crear perfiles sociales en aquellos medios sociales donde se concentre un mayor número de clientes potenciales. Ahí es donde podremos encontrar los primeros lectores de nuestro blog. En dichos perfiles podremos compartir información útil sobre nuestros productos/servicios o información relevante en función del perfil de nuestros seguidores. No debemos cometer el error de caer en el “autobombo”.

Escucha a tus lectores

Es muy importante en el marketing de contenidos mantener un “feedback” constante con los lectores y usuarios. Tenemos que comprender las necesidades y curiosidades de nuestros lectores o clientes potenciales. El primer paso sería investigar sus intereses, ya sea a través de la investigación cualitativa, el análisis de las palabras clave o incluso directamente a través de la realización de preguntas a los usuarios. Con esto podremos saber si estamos yendo en la dirección esperada.

Lo siguiente será preparar el contenido en función de los datos que hemos obtenido de los lectores y difundirlo por los diferentes canales que tengamos (redes sociales, blog, newsletter, etc.)

Por último, es importante hacer que nuestros usuarios y lectores interactúen y comenten los contenidos que publicamos y compartimos.

Confecciona un calendario editorial

Otro factor a tener en cuenta a la hora de difundir el contenido es saber qué franjas horarias y qué días son los mejores para publicarlo y contenido. Sabiendo esto haremos un calendario en el cual detallaremos y programaremos el contenido para que llegue a la mayor cantidad de gente posible.

¡Hay más contenido ahí fuera!

Como hemos dicho antes, el “autobombo” está mal visto y es perjudicial en cualquier estrategia de marketing de contenidos. Podemos invitar a otras personas para que publiquen en nuestro blog o también podemos compartir contenido de otros sitios en nuestras redes sociales. Lo importante es darle al potencial cliente información valiosa y que le interese.

Reparte las tareas

Poner en marcha una estrategia de marketing de contenidos puede suponer una carga de trabajo elevada para una sola persona. La creación de contenido, compartirlo en las redes sociales, el linkbuilding (creación de enlaces), gestionar la comunidad, el SEO (Search Engine Optimization), etc. son algunas de las cosas que tendremos que llevar a cabo. Por este motivo es importante dividir las tareas para agilizar y llevar de mejor manera el trabajo. Si tenemos una pyme sin empleados, la mejor opción es externalizar algunos servicios.

Mide, evalúa y actúa

Después de realizar todo el trabajo tendremos que medirlo y ver qué nos está funcionando y qué no. De esta manera podremos ajustar nuestra estrategia sobre la marcha para conseguir los objetivos que nos hemos fijado.