Medidas para prevenir el fraude online con tarjetas de crédito

926

Normalmente los afectados por fraude con tarjetas de crédito son los particulares, personas que sufren un duplicado de tarjeta, que la extravían o a los que se la roban. Sin embargo, otros damnificados, a los que normalmente no se les atiende lo necesario, son los empresarios con tienda online que reciben transacciones realizadas a través de una tarjeta que no pueden ver “in situ”.

Sin embargo, para evitar o prevenir al menos esta práctica, existen diversas señales que nos pueden estar avisando del peligro y que deberemos identificar para así poder al menos reducir al mínimo las pérdidas por fraude.

1. Desconfíe cuando las direcciones de envío y de facturación son diferentes

Diferentes direcciones de facturación y envío no son siempre un signo seguro de fraude (por ejemplo, los clientes pueden encargar que se envíe un artículo a otra dirección para hacer un regalo).

Pero en el caso de que tenga algún pedido de gran tamaño que se ajuste a este perfil, no dude en realizar una llamada telefónica para asegurarse de que el pedido es válido, sobre todo cuando además se trata de envíos urgentes.

2. Asegúrese de que la localización de la dirección IP y la ubicación de la tarjeta de crédito coinciden.

Debemos revisar las direcciones IP que no coinciden con la dirección que se da para la tarjeta de crédito utilizada en el pago. Este tipo de prácticas fraudulentas pueden evitarse restringiendo la operación de compra a todas aquellas direcciones IP a cuya localización física no ofrecemos envíos.

Algunas plataformas de software de comercio electrónico ofrecen opciones para que usted pueda bloquear las direcciones IP en su tienda online, sin necesidad de programación personalizada .

3. Tenga cuidado con las cuentas de correo electrónico sospechosas

Algunas direcciones de correo electrónico pueden ser un claro indicativo de que ha recibido una orden fraudulenta. Compruebe siempre la dirección de correo electrónica utilizada al realizar un pedido. Si se encuentra con una dirección del tipo thg2194318@yahoo.com empiece a desconfiar.

Existen herramientas para comprobar que una dirección de correo electrónico es legítima. No dude en utilizarlas cuando encuentre alguna que le hace sospechar.

4. Requiera siempre el uso del código de seguridad

Se trata del número de tres dígitos que aparece en la parte posterior de la tarjeta de crédito, puesto que para un estafador obtener este código resulta mucho más complicado que obtener el número principal de una tarjeta (a no ser que tenga ésta en su poder).

5. Envíe órdenes de compra usando números de seguimiento y requiera firma

Un número de seguimiento ayuda a demostrar que un paquete fue entregado. Si bien esto no puede proteger su negocio en caso de delincuentes, puede ayudarle si se mete en una disputa con un cliente legítimo que dice que nunca recibió el paquete. Para los artículos costosos, requiera siempre una firma en la entrega.

6. Refuerce los sistemas de seguridad de su sitio web

Además de prestarle atención a la transacción con tarjeta de crédito individual, atienda también a la seguridad de todo su sitio web. El aumento de ataques cibernéticos a pequeñas empresas ha aumentado al considerarlas un blanco más fácil que las grandes corporaciones.

Asegúrese de que sus sistemas y servicios son compatibles con los estándares de seguridad de la industria para las transacciones de comercio electrónico. Algunos sitios de comercio electrónico utilizan un servicio de seguridad que escanea todos los días en busca de malware o vulnerabilidades.

Actualizar siempre el software que emplea, cualquiera que sea, puede ser vital, puesto que puede contener algún parche de seguridad que evite brechas en su tienda virtual.