El nuevo sistema de pensiones en España cada vez más cerca

875

Con una población cada día más envejecida y con menos cotizantes a la Seguridad Social, no cabe duda de que el sistema de pensiones en España corre un serio peligro. En efecto, se ha estimado que si no se modifica el actual sistema, el fondo de reserva de pensiones podría quedarse sin efectivo en el año 2019.

Para evitar que esto suceda, el gobierno español ha encargo a una serie de expertos la elaboración de un informe en el cual se exponga un factor de sostenibilidad que garantice un futuro para los pensionistas españoles. Se prevé que sea la próxima semana cuando se esclarezcan las medidas a adoptar por el ejecutivo que es posible que sigan las siguientes pautas.

1. El nuevo sistema de pensiones en España entrará en vigor a partir del próximo año 2014, dado que la situación requiere que se actúe lo antes posible.

2. La situación de la economía española quedará directamente relacionada con la subida de las pensiones en el futuro, es decir, la evolución de los ingresos y gastos de la Seguridad Social serán determinantes a la hora de establecer las pensiones. Se piensa en considerar los ingresos de los últimos 5 años y las proyecciones de ingresos de los 5 siguientes para establecer la marca.

3. Se desviculará la subida de pensiones del IPC, para seguir en la cruzada contra el déficit pero con el riesgo de pérdida de poder adquisitivo que esto atañe.

4. La esperanza de vida determinará la edad de jubilación, lo cual puede dejar cerca de los 70 años la edad de jubilación a la generación de españoles de entre 20 y 30 años que se encuentran sin trabajo en este momento y no ven cómo se hace nada al respecto para solucionar su situación.

Con la totalidad de estas medidas que, por supuesto, vienen marcadas casi en su totalidad desde Bruselas, se pretende evitar pagos como el de mayo de este año de más de 7.700 millones de euros a los más de 9 millones de pensionistas que tiene el país.