El paro en España disminuye según la EPA del tercer trimestre de 2013

865

El número de parados en España ha disminuido en 72.800 personas durante el tercer trimestre del año 2013, dejando la cifra total de parados en 5.904.700 personas según la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre que el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha dado hoy a conocer. Este supone el segundo descenso trimestral consecutivo en el número de parados que sufre la economía española.

La tasa de paro se ve ligeramente reducida en 28 centésimas y sigue en niveles excesivamente altos, en concreto, 25,98%. Las mayores bajadas de paro respecto al trimestre anterior se observan en Cataluña (32.500 parados menos), Illes Balears (25.100) y Comunitat Valenciana (22.600). Los mayores incrementos se producen en Canarias (22.000 parados más) y Comunidad de Madrid (10.900).

Por la otra parte, el número de ocupados aumenta en 39.500 personas, siendo el total de personas ocupadas de 16.823.200 dando como resultado una tasa de variación trimestral del 0,24%. El incremento en el empleo se observa, fundamentalmente, entre los grupos de edad más jóvenes (hasta 29 años de edad) con 99.000 ocupados más. La ocupación también aumenta entre los mayores de 55 años (+25.600) y baja sin embargo entre las personas de 30 a 34 años (-54.300).

Las comunidades autónomas en las que más crece la ocupación respecto al trimestre anterior son Cataluña (52.300 ocupados más), Illes Balears (23.900) y Aragón (11.600). Los mayores descensos se dan en Andalucía (52.300 ocupados menos), Comunidad de Madrid (43.800) y País Vasco (17.700).

Sin embargo, se deben tratar los datos con mucho cuidado, puesto que el número de contratos indefinidos ha descendido en 146.300 a expensas probablemente de contratos temporales, que han sufrido un incremento trimestral de 169.500 nuevos contratos.

Junto a esto, el gobierno tendrá que tratar con especial atención a los parados de larga duración que son aquellos que llevan más de un año en situación de desempleo, y que suponen ya el 49,1% del total de parados, puesto que están siendo uno de los colectivos más perjudicados, y que cada vez tienen más complicada su reinserción laboral.