Las pensiones se desligarán del IPC a partir de 2014

902

El Ejecutivo español ha expuesto su modelo de reforma para el sistema de pensiones. Éste vinculará la esperanza de vida a las futuras pensiones. Además se creará un índice que los desligue de las variaciones de los precios, como se hacía hasta ahora, y tendrá en cuenta otras variables como la situación de la hucha de la Seguridad Social. Estos cambios no se adoptarán de manera inminente, la vinculación a la esperanza de vida se hará a partir del año 2019 y se tendrán en cuenta el estado de los ingresos de la Seguridad Social a partir del 2014.

Estas reformas vienen a reflejar en gran parte las medidas que se habían recomendado en junio por parte del comité de expertos.

La Ministra Báñez ha explicado que la inflación dejará de ser la única referencia para actualizar las pensiones a partir del año que viene. A parte, otros aspectos como el nivel de ingresos tanto de la Seguridad Social como del Estado entrarán en juego para determinar los incrementos de las pensiones.

Báñez, ha subrayado que en cualquier caso las pensiones se incrementarán siempre, aunque el incremento de éstas será mínimo, un 0,25% cuando la economía esté pasando por una situación crítica. El modelo presentado también pone una cota superior o techo a las posibles subidas de las pensiones, este límite será equivalente al nivel de inflación más un diferencial de 0,25% y se aplicará solo cuando la situación económica sea óptima.

Desde el Gobierno no se ha dado ningún tipo de previsión de cómo se aplicará el nuevo modelo de pensiones, ni de cómo afectará a las pensiones a partir de 2014. Tampoco se ha precisado que será considerado bonanza económica.

En cuanto a referenciar las pensiones a la esperanza de vida se ha optado por retrasar el comienzo de su aplicación, hasta 2019. Este indicador se revisará cada cinco años.