Los 3 pilares sobre los que gira el nuevo SEO

1177

El SEO (Search Engine Optimization u optimización para motores de búsqueda) es sin duda una de los factores más importantes a trabajar si queremos que nuestra web tenga la máxima visibilidad posible.

El problema es que los propietarios de muchos negocios todavía siguen pensando que con tener una página estática sin apenas contenido es suficiente como para salir en las primeras posiciones de las páginas de resultados y que a partir de ahí los clientes aparecerán de la noche a la mañana.

Cuando le explicas a alguien que una web debe tener contenido relevante y acorde a unos determinados términos o palabras clave para indicarle al buscador de qué trata tu web, la mayoría piensa que lo único que tienes que hacer es llenar la página con ese mismo término repetido varias decenas de veces.

El SEO es mucho más que eso, y es complicado para quienes no son conscientes de lo que es. Si eres propietario de una web, deberías familiarizarte con determinados términos SEO para llegar a entender en qué consiste y qué cosas no deberías hacer. Para eso te recomiendo que empieces por las directrices que da Google.

El SEO es algo que está en continuo cambio. Lo que servía hace unos meses o años hoy quizás ya no esté en vigor e incluso te puede acarrear una penalización. Por este motivo deberías estar al día en cuanto a los cambios más relevantes que puedan ocurrir en este apasionante campo.

En esta entrada veremos los 3 pilares sobre los que se cimenta el nuevo SEO y que están fuera de lo “tradicional”.

SEO semántico

Desde hace un par de años, los motores de búsqueda, especialmente Google, han hecho todo lo posible para no ser una especie de diccionario infinito. Éstos han centrado todos sus esfuerzos en conseguir que los buscadores se vuelvan mucho más “humanos” mediante la comprensión, cada vez mayor, del lenguaje natural en las consultas que lanzan los usuarios.

Por lo tanto cuando ahora se crea contenido, deberías elegir palabras clave (keywords) mucho más similares al lenguaje humano. Tendrás que jugar con las keywords y sus variaciones, y además, tendrás que tener en cuenta que el léxico que envuelva a esas palabras clave debe estar relacionadas con ellas. Es decir, el texto debe ser un contemplado como “un todo” que tenga sentido.

SEO = Proceso múltiple

Hoy en días, la optimización para motores de búsqueda no solo consiste en optimizar tu web para obtener una mejor visibilidad en las SERPs (Search Engine Results Page), va mucho más allá de eso.

El SEO actual debe verse como un proceso complejo en el que intervienen multitud de variables, las cuáles no pueden ser tratadas de manera independiente.

Para salir primero en Google ya no basta con optimizar la estructura interna de tu web y repetir las keywords en todos lados.

Además, hoy en día para conseguir esto deberás atacar varios frentes: las redes sociales, métricas relacionadas con la experiencia del usuario, link building, la usabilidad de la web, el diseño, etc.

El SEO de hoy en día pasa por trabajar todos estos aspectos teniendo siempre presente al usuario.

Saca partido de los demás

Cada gran empresa que está hoy en internet, algún día fue pequeña en la red de redes. A través del esfuerzo y la perseverancia se han convertido en gigantes.

Para una pequeña web es complicado posicionar para algunas palabras que son altamente competidas. En tales circunstancias, no deberíamos dejar escapar la oportunidad de adherirnos a otra gran página para tratar de obtener algunos beneficios SEO.

Si por ejemplo tienes un negocio en el que vendes productos de decoración para el hogar quizás puedas buscar algunos de los blogs más importantes sobre esta temática y ver si admiten colaboraciones de propietarios de otras páginas.

Tendrás que buscar aquellos sitios relevantes para ti, en los cuáles puedas colaborar creando contenido único.

También podrías utilizar la página de tus socios para colocar un enlace hacia tu sitio y conseguir así los primeros enlaces de calidad hacia tu sitio.

El abuso de las colaboraciones en otras páginas puede traerte problemas si es lo único que haces para conseguir enlaces. O si utilizas siempre los mismos “anchor text” a la hora de colocar tus enlaces.

Esto solo debe ser una parte más de tu estrategia, y acuérdate, de que todo lo que parezca artificial o poco natural, seguramente no sea bueno.

Si nos fijamos en estas 3 cosas, llegaremos a la conclusión de lo que tenemos que ofrecer es contenido de calidad a nuestros usuarios. Es decir, el contenido y tus usuarios deben ser los 2 aspectos fundamentales sobre los que gire cualquier estrategia SEO que quiera ser efectiva a medio y largo plazo.